Ha sentenciado el presidente perpetuo de La Junta, Manuel Chaves, que los árboles ferozmente talados en pleno centro habían “cumplido ya su ciclo vital”. Ya ven lo fácil que se ve la paja en el ojo ajeno son percibir siquiera la viga en el propio, con qué alegría el hombre que ha desmontado la promesa formal de ZP de limitar los mandatos y que se ha negado a incluir esa imprescindible condición en el borrador del nuevo Estatuto, no sospecha siquiera que su ciclo político pudiera tener un fin algún día. A los árboles viejos (¿), hacha que te crió; a los políticos eternizados en el poder (una legión alrededor de Chaves), vía libre y alfombra roja. Un presidente que gobierna desde el 91 no se plantea jubilarse, pero entiende que los árboles añosos deben ser sustituidos del tirón por otros nuevos. ¿Las promesa de ZP? Bueno, eso ya se sabe que es lo de menos porque es sabido que la gente cambia de opinión. Chaves mismo no quería venir a Andlauñcia ni a tiros y ahora no se quiere ir ni muerto.

3 Comentarios

  1. Algunos de los ilustrados que suelen aparecer por estas páginas sabe cual es el “ciclo vital” del alcornoque.

  2. Aunque no me considero un ilustrado creo que he captado la fina ironía de Isaiah. Lamento informarte que el “ciclo vital” de los alcornoques es muy largo, sobre todo de aquellos en los que estás pensando. Además, ten en cuenta la gran cantidad de estiércol que les rodea.

  3. No me insulten, por favor, que uno es árbol decente, fiel, productivo y austero. No sé por qué han de compararme con este personal que es todo lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.