Cada Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra circulan por el planeta imágenes conmovedoras que tratan de remover las conciencias y propiciar ese cambio de actitudes sin el cual el problema del agua no tendrá nunca solución. Una de ellas fue la famosa foto de la madre que caminaba como una autómata con el niño muerto de sed en los brazos, pero la peor probablemente, la de alcance simbólico más irresistible, fue aquella otra que mostraba a una madre etiope ahorcada en un árbol junto a un cántaro roto y a sus tres hijos huérfanos. Lo que sabemos sobre la escasez del agua es casi tan inquietante como lo que podamos saber sobre su mala gestión. Que más de mil millones de personas carecen de agua potable, que unos cinco millones mueren cada año a consecuencia de enfermedades derivadas de la falta de higiene. En tiempos del actual “premier” francés, la organización “Médicos sin Frontera” que él presidía llevó a cabo una intensa campaña para explicar un hecho tan sencillo como tremendo: que el simple aprendizaje del lavado de manos reduciría exponencialmente la mortalidad infantil en amplias zonas tercermundistas. El problema es que falta agua para ello, es más, que incluso para procurar el agua de beber hay muchedumbres obligadas a buscarla diariamente en pozos cuya distancia media se calcula en doce kilómetros, circunstancia trágica que explicaba la foto aquella del cántaro roto y la madre ahorcada. Hoy se insiste, desde la ONU especialmente, en que la escasez de agua es un potencial factor de enfrentamientos subyacente a muchos conflictos africanos, razón por la cual ha llegado a ser tópica la recomendación del ahorro que, en nuestro caso, culminó con la efímera (duró apenas unos días) recomendación de la ministra de Medio Ambiente de limitar el consumo a sesenta litros por habitante y día, una miseria considerando que en USA y Japón la media consumida es de doscientos litros y en la propia Europa de doscientos. Cada año hay fotos nuevas, otros niños famélicos, madres al límite de sus fuerzas. Lo que no hay es imaginación ni voluntad de liquidar el cuento.
                                                                xxxxx
Nadie quiere saber nada a fondo sobre el abuso perpetrado por regantes irresponsables y menos aún del agua despilfarrada en ciertos usos de moda (el debate sobre los campos de golf suele cerrarse, pero en falso normalmente). Un caso: la Coca-Cola acaba de prometer en Beijing (o sea, en Pekín) que piensa devolver a la Madre Naturaleza y a sus legítimos inquilinos “cada gota de agua” utilizada en sus fábricas, pero la sorpresa llega cuando –sin perder de vista las cifras antes reseñadas–escuchamos a sus responsables reconocer que esa multinacional gasta 200 litros de agua por cada litro de bebida que produce, lo que supuso consumir durante el año anterior, el 2006, nada menos que 290 mil millones de litros, cantidad que ahora se compromete a reducir, faltaría más, aparte de reciclar el líquido utilizado antes de devolverlo. El toque está, a mi juicio, en que la solución está en las mismas manos que provocan el problema –y la experiencia nos dice lo que nos dice sobre esta suerte de enmiendas voluntarias, autorregulaciones y demás zarandajas– sin que exista una instancia con poder bastante para imponer criterios racionales y mucho menos para establecer en ámbitos poderosos medidas solidarias con el imprescindible carácter coercitivo. Pocos en la abundancia comprenderán la urgencia de la sed, menos aún en la penuria tendrán posibilidad siquiera de intentarlo. Me acuerdo siempre en este punto de la propuesta surrealista pero realísima que debemos al genio de Henri Michaux, al que su experiencia exótica había convencido de que si un contemplativo se echa al agua, lo probable es que no trate de nadar sino que se dedique a comprenderla y que, como consecuencia, se ahogue. Pero la que no me puedo quitar de la cabeza es la foto de la mujer ahorcada junto al cántaro roto.

18 Comentarios

  1. Mi querido amigo: En Murcia los urbanizadores han prorrogado por otros cuatro años más, -por mayoría absoluta-, su insaciable sed para abastecer de agua a unos centenares de miles más de residencias veraniegas y de ocio.

    En Aguilas, adonde mañana me dirijiré de nuevo, a escasos metros de donde resido, está previsto una de las mayores Areas de descanso del Sur de Europa. 3.700 milones de € para unas 60.000 personas, con: Una autopista expresamente diseñada con la falacia de ser unión entre Vera y Cartagena inaugurada hace pocos días que no entra dentro de los 3.700 mill. de €. Un Hospital, 20.000 plazas hoteleras, 11.000 viviendas de todo tipo, 5 campos de gol, …ahora viene lo más bestia 2.000 amarres para embarcaciones para lo cual harán canales marítimos…etc..etc..

    Y el órdago al ESTADO del que tanto hablan falsamente los políticos: Los oligarcas de la Comunidad ha dicho publicamente que comenzarán las obras antes de que el CONSTITUCIONAL sentencie sobre el recurso presentado por los socialistas.
    ¡Pero claro!.. para órdago los que ofenden al PP! ó a los políticos de turno.

    ¡ Pero qué insolidarios son esos aragoneses y catalanes !

    Que tengan Uds. felicidad por unos días. Intentaré entrar en los ciber para seguiros desde allí.

  2. Estimado Jose Antonio

    Trabajo en temas de agua y de contaminacion desde hace 11 años. Fundé una empresa aqui en sevilla, despues de pasar 8 en centrales nucleares. Aprendí la mejor tecnología y vi como se usaba para generar despilfarro y residuos cuyo veneno dura miles de años (quien puede garantizar la seguridad del aislamiento de sustancias que duran eternamente a escala de la vida humana?).

    Despues de cinco años de investigación y trabajo con apoyo de la administración (existen magnificas personas en el funcionariado andaluz) tenemos casi terminado un sistema para evitar la contaminación de las fabricas de aceituna de aderezo. La gente de a pie no sabe la contaminación por sosa caustica y salmueras altamente contaminadas que se vierten a nuestros rios andaluces, ni los centenares de balsas que emponzoñan y contaminan miles de toneladas de suelo y los acuiferos que están debajo.

    He visto a agricultores ignorantes abandonar en el campo envases de pesticidas que contaminan sus propios campos y los arroyos. Los he visto aplicar abonos en dosis multiplicadas por el mal e intencionado consejo de quienes se los venden, sin percibir que contaminan para decenas de años las aguas que hay bajo su cultivo.

    He sobrevolado el litoral andaluz, al que amo, y he visto desde el aire y he fotografiado enormes surgencias de aguas residuales sin tratar, de color nauseabundo, apareciendo en la superficie de un mar cristalino, a escasos miles de metros de las mas famosas playas con bandera azul.

    He hablado con obreros de las industrias de la bahia de algeciras, que la noche anterior, de madrugada, habian sido enviados una vez más a vaciar 30.000 litros de acido fosforico a la misma playa de Palmones.

    He salido a pescar con patrones de la costa y he limpiado las redes de plasticos, cristales latas oxidadas y residuos fangosos y malolientes a poca distancia de la playa. He visto a pescadores que han perdido para siempre un banco completo de pesca de almejas (200.000 kg año producía) cubierto de fango por los vertidos submarinos de una depuradora que no merece ese nombre.

    He hablado con pescadores de caña en amaneceres de paseo por las playas de doñana, que sacaban una magra captura de pececillos, cuando hace escasamente diez años volvían a sus casas con la bolsa llena. He visto amarrados en puerto modernos pesqueros con aparejos made in italy con capacidad para expoliar definitivamente un fondo marino en solo una pasada.

    He vivido en Barbate el final de la decadencia de la pesca de atún, contemplando como un barco japones se llevaba a su pais los unicos 4000 atunes de más de 200 kg, cuando las estadisticas de la almadraba contabilizaban 130.000 hace 40 años.

    Esta es parte de la verdad. Hay más. Pero hay esperanza para el desierto que es hoy el fondo marino de nuestra costa.

    Bendita Andalucía mía, pobre dama sorda y muda ante tanta agresión estúpida.

  3. Si están interesados en la política que llevan a cabo los del desarrollo insostenible, e incluso leer la defensa falaz que llevan a cabo, entren en el Google y vean las diferentes posiciones sobre dicha monstruosidad.

    Bastante de los de mi entorno lo único que dicen es “pués que subirán los precios de sus residencias”.

    Y es que una mayoría del pueblo español está por el ¡”A vivir que son dos días”!

  4. Mágnífico artículo y tremendo comentario del señor Luque Ruíz. Que las generaciones futuras se maten por apoderarse del agua es evidente. Ya lo están haciendo en Israel.
    Aquí en Francia, en la verde Charente hace años, o veranos en que se habla de sequía. Al principio, viniendo de Castilla, la cosa me divertía, pero desde que vivo en el campo puedo palparlo.
    Este año no para de llover y parece que las reservas subterraneas se rehacen. Pero también veo y se dice que los campesinos han hecho – y algunos siguen haciendo – barbaridades. ¿Saben ustedes que en Francia, los agricultores son los trabajadores que tienen el mayor número de enfermedades profesionales?
    El alegato de don Luque Ruiz a favor de la tierra y el amor que le tiene a SU tierra me han emocionado. Gracias por esta hermosa página.

  5. La buena gracia del Maese que tantos días nos alboroza con su visión de hechos curiosos y a veces hasta risibles, nos presenta hoy una de esas verdades que al corazón danle doce lanzadas y veinte y dos mil pesadumbres al sentimiento. El final de su relato, con la imagen de esa mujer ahorcada junto a los tiestos de su pobre vasija puesto me ha al umbral de la apoplejía.

    El almojarifazgo que paga esta parte de sociedad risueña y desahogada que nos tocó en suerte, es haber de conocer la necesidad y angustia de ese millar de millones de desventurados que mueren con los estertores de la sed o por la alcabala que satisfacen a la Huesuda por no conocer ni poder usar los mínimos requisitos que la más elemental higiene preceptúa.

    Si al llegar a la sumptuosa ciudad de Sevilla por primera vez, maravilléme del gran concurso de gente que se afanaba a la orilla del río, hoy, varios siglos después, me sigue admirando cómo a las playas de la mar acude gente sólo por el ocio de respirar su frescura y agalbanarse como lagartos bajo el veneno del sol podrido que nos alumbra, con derroche de agua dulce en gramas, albercas turbias y fuentes que ahorrarse bien podría.

    Pero ha sido la prolija y minuciosa descripción del licenciado Luque y Ruiz lo que me ha hecho pestañear por disimular el espanto y un sobrecogimiento de pánico se ha adueñado de mi pecho. Sólo la necedad de los que nos (des)gobiernan y la cómoda holgazanería mental de la plebe que disfruta hoy de lo que pagarán por mil sus hijos mañana, permite que desde el mismo rey abajo hasta el último alguacilillo dejen rodar esta bola de boñiga que terminará llagando a la madre Tierra, pero antes que a muchos a esta patria que nos dio nacencia.

  6. Reconocible Rinconete, sabio por la experiencia, bienvenido a estas páginas, ahira que los siglos seguramente te habrán curado de picardías y enriquecido con virtudes. El agua, gran problema, la imagen que jagm nos ofrede, de las que uno quisiera que no le recordaran, sus datos, como los que han cañido luego en el blog, tremendos. Hoy me hubiera gustado más que nunca escuchar a Sor Despedida. Qué le vamos a hacer, no se puede tener todo.

  7. Aviso al sñr. P.Rincón. Le advierto, como paisano de jagm que ese nombre corresponde a un tránsfuga que desempeña cargo público tras pasarse al PSOE y a quien seguramente no verá con buenos ojos en su propia página jagm. A mí, por otra parte, me gusta su aportación y le animo a continualra, aunque quizá pudiera dejar claro alguna vez que usted, aunque coincida nombre y apellido (en el caso de que hablo, Rincón es en realidad es un apodo) no es un político vendido de la provincia de Huelva. Bienvenido y gracias.

  8. Espero que el valiente ejemplo dedon Andrés Luque Ruiz sirva para que otros se animen a contar lo que muchos saben y callan. No sólo en los campos, vive Dios, sino en los juzgados, en los hospitales, en las aulas, en las oficinas, en las empresas privadas. La denuncia fundada, juiciosa, moderada, es siempre de provecho. El art. que gm ha dado hoy este fruto añadido.

  9. Estoy viejo para emociones como la que ma ha hecho pasar hoy, querido ja, y para memoriales como el que nos espeta nuestro misacantano ARL. Gracias a todos. Saber que hay un sitio por ahí donde cabemos es siempre bueno; saber que, encima, algo hemnos de aprender en él, mucho mejor.

  10. y las oenegés mangando lo que puedem según se duele decir, y los gobiernos regatenado el 0 y pico por ciento tan famoso ya, y la ONU permitiendo que un sobrino del mandamás se lo lleve caliente…
    Me rindo ante la dureza del cuadro que pinta gm: la mujer ahorcada, el cántaro roto, ls prole abandonada. Frente a eso, a ver qué podemos hacer los que no tenemos a mano más que un voto cada cuatro años.

  11. Estremecedor sería poco. Canallesco resultaría inexpresivo. Pero ¿Quién es culpable, Dónde está el crimen? Lo peor que tiene estas sociedades es que se publican hasta los agujeros en los calcetines de los que mandan pero no hay forma de enterarse de quienes, cuándo ni dónde perpetran crímenes tan horrorosos. Porque mantener al mundo sediento es un crimen, ni de usted ni mío, quizá ni siquiera de Ellos, sino de TODOS.

  12. No creo que este P. Rincón tenga nada que ver, por ventura, con el indesable antes aludido por uno al que los dedos se le vuelven huéspedes. Ese no tiene lo que hace falta para meterse aquí y firmar con su nombre.
    +++++
    La columna, para llorar sin parar. Dios nos perdone a todos.

  13. Hemos leído la columa en voz alta. Emoción es la palabra, la capacidad que tienen algunos escritores para conmover a quien lee. Explicaré mañana en clase que hay personas que tienen el don de ejercer esa capacidad para hacer el bien.

  14. Esa foto, como la de la niña despavirida corriendo por la carretera en un Vietnam bombardeado con napalm, como la de alguna mujer lapidada o tantas otras… La Humanidad hace aguas desde la Edad de Piedra. La diferencia –a la que llamamos progreso– estriba en muchas ventajas adaptativas y la asunción moral del Mal, del que, por cierto, hace tiempo que no nos habla gm, tan seguidor en ese terreno de P. Levi y H. Arendt.

  15. Bienvenidos los nuevos, pero sosiéguese vuesa merced, señor Abate, pues de otro modo acabará usufructuando el blog. ¿No habría modo, señor jefe, de que volviera la monja perdediza? Lo que más me duele es la sospecha de que se ha ido herida por alguen (he repasado días anteriores y no encuentro, sin embargo, causa que pudiera justficar su cabreo). Lo siento y lo dicho. (Habrán visto que he eludido hablar de una columa que me ha hecho un nudo en la garganta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.