La senadora jiennense –¿alguien sabe para qué sirve una senadora, sea de donde sea?—Adoración Quesada, no cree que el paro sea tan grave, y ha resucitado la imagen lanzada en su día por González, aquello del parado conduciendo su Mercedes, sólo que ella, más moderna ya, lo ve en BMW. Y alega que si fuera verdadera la estadística, en España habría una guerra civil, ya ven, mientras que lo que ella ve cuando abre los ojos son las calles atestadas y los bares llenos de gente. En fin. De lo que no habla es de la economía sumergida, ni del voto cautivo, ni de la tragedia de millones de trabajadores que con sus impuestos le pagan a ella, ¡encima!, sus estupendos privilegios. Ya verán cómo ni le llaman la atención. En todo caso alguna manera habrá de echarle la culpa al PP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.