Hablo a veces con Julio Anguita desde que se acogió a sagrado en la penumbra de la intimidad. Sigo con atención sus cuitas sinceras, sus serenas angustias, su ajetreo de azacán, su inagotable curiosidad, noto la crecida de su disgusto, reparo en el trazo agudo que va remarcando su perfil de vigía encaramado en la cofa, inaudible desde cubierta, pero del que de vez en cuando llega el grito rotundo rebotando entre las jarcias. El otro día mismo se dejó caer con que, al paso que lleva esta tropa, la Constitución que viene puede que acabe pareciéndose a ‘Frankenstein’, es decir, al monstruo imprevisible determinado por su genuina impropiedad, a la redomada pesadilla del sueño goyesco. Lee mucho Anguita, y piensa, piensa como los antiguos, debate consigo mismo estupefacto ante el espectáculo que le ofrece “la profesión”, y especialmente –supongo—ante la comedia del arte que improvisan los que fueron los suyos cada vez que detienen el carromato en la feria y repiten ante la parroquia la farsa y licencia del oportunismo mendicante. Se nota su ausencia. Desde que él se fue esta izquierda residual y asalariada carece de voz propia fuera del exabrupto o la consigna, polícroma hasta la perplejidad que ha teñido el rojo originario de verde, de violeta y de lo que sea menester, arcoiris de su propia inania ideológica, de su triste indigencia política. ¿No la vieron durante años dejándose los artejos en el portón cerrado a cal y canto de la “casa común”, no la han escuchado tantas veces repitiendo tópicos a mansalva, apuntándose a bombardeos propios y ajenos, llevando acólita el incensario con una mano mientras con la otra sostenía solícita la capa del oficiante? Anguita ve con perspectiva estas miserias que ya no está en su mano evitar y calla, entre amargo y displicente, viendo como se hunde a su alrededor la torre a medio levantar de la conciencia crítica, esa gatera en la que se dejó algo más que los pelos el viejo gato rojo. Siempre hay un solitario en Port-Royal y siempre habrá jansenistas subastándose al mejor postor, qué se le va a hacer.

xxxxx

Con Anguita lo habría tenido crudo Chaves para sacar adelante el engendro verborreico y copión del nuevo Estatuto, para jugar con el fuego mimético de la estrategia anticonstitucional del PSOE, para poner en almoneda las paces que hicieron posible que incluso personajes como él, y a pesar de tantos pesares, pudieran perpetuarse en el poder. Ahora bien, quienes con Anguita no habrían tenido ni el pan ni la sal serían esos palanganeros (me atengo al masculino genérico) que viajan de postillones en la diligencia desbocada del bipartidismo imperfecto. Para Anguita, derecha e izquierda no se legitiman por el código de barras sino que son actitudes profundas que responden a concepciones opuestas del mundo, sea quien fuere el que las profese. No se le entendió cuando puso contra las cuerdas a Chaves reproduciendo cautamente un pacto “a la griega” que se presentó interesadamente como una “pinza” contraria a la naturaleza, pero hoy sabemos que sólo en aquella era fugaz, aliada con el diablo cojuelo de las estadísticas electorales, la izquierda logró pararle los pies a las dos derechas, a la diestra y a la siniestra, a la autoproclamada que se hace llamar “centro” y a la vergonzante que se postula “socialdemócrata”. Por eso no pararon hasta librarse de su fuerza, y por eso se bandean desde entonces fracasando en los comicios y procurando vivir a la sombra de su eterno enemigo, el mismo que durante años los mantuvo alejados en el lazareto con el despectivo dictado de “comunistas”, el mismísimo que le administra con usura las migajas sin dejarles nunca meter la mano en el plato. Lo han hecho en el Ayuntamiento de Sevilla y ya ven el resultado: han roto en una trama de facturas falsas. Anguita se autoexige implacable porque sabe que la historia no acaba pasado mañana. A los otros les ocurre exactamente al revés.

6 Comentarios

  1. Anoche servidor estubo escuchando a Joan Puigcercós aquí en al Baix Llobregat.
    Durante una hora estubo explicando la cosas que se han “cepillado” del estatuto salido del Parlamento de Catalunya, y cuales eran las pretensiones de ERC en las cuales podía ceder. Según su relato no hubo manera de mantener la dignidad de una decisión soberana como fué aquella.
    Visto los numerosos recortes ellos no pasan.
    Tenían como respuesta hasta hace unos días el voto nulo. Al ser ERC una organización ASAMBLEARIA, las bases han rechazado posturas eufemísticas y se han decidido por el NO rotundo con todas sus consecuencias.
    En la dirección de ERC están personas que no tienen mucho que perder y que no quieren volver a las componendas de los que han hecho de la política una profesión.
    Están en posturas anterior a la Transición. No quieren seguir mendigando al poder central ni traspasos ni cesiones. Quieren CO-SOBERANIA Ó SOBERANIA Plena.
    Señaló que el PP está aflojando para facilitar el sí a medida que se acerca el día del referendum.
    Aquélla frase de ¿ Y quién vá a administrar el no ? del trilero González, no tiene cabida aquí con la situación que se está creando.
    Hay mar de fondo en la sociedad catalana que quiere subir a superficie, hay mucha gente que no tiene nada que ver con la ERC colaboradora de CiU, que cada vez se dá más cuenta que el pujolismo ha sido NEFASTO para Cataluña y que quiere llamar las cosas por su nombre.

    Los médicos llevan una huelga que está poniendo la tensión en la sanidad como las de 197.. y es que según dicen, son los peores pagados de toda la sanidad española, la descolocación de empresas, las faltas de infraestructuras..son problemas que cada vez acucián más en Cataluña.
    En el país vasco las listas de espera en hospitales por problemas coronarios está en 15 días máximo, en Cataluña alrrededor de 6-7 meses.

  2. Me temo, mi don Charnego, que aquí en esta colla de derechosos sin par su llanto o su lamento o su loquesea sobre ERC y el Estatutet, sobre Catalonia y su ansia de independencia -¿indepenqué?- más bien nos resbala una miqueta.

    Hoy va la cosa por otra dimensión, por el Anguita, ese espectro que los actuales correveidiles de IU, más lo que sea en según qué sitios, procuran tener guardadito y callado en casa, como se hace con esos ancianitos que a la que hablan sueltan lo que nadie del resto de la familia quiere oir.

    Fíjese que le cuento entre esos diez justos por los que Yhavé no arrasa con fuego y azufre todo el entramado que vivaquea a la izquierda -¿a la izqué?- del Prisoe. Pero no nos cuente más historietas sobre las fatiguitas que sufren los catalanes, esas víctimas, esos mártires de la opresión centralista de la bota implacable de Madrid. Como se proclama charnego, algo que jamás le he leído ni oido al Montilla o a la señora de Madre, espero que a los andaluces, extremeños, manchegos o zamoranos no nos considere homínidos perezosos y parásitos que cobran su subsidio gracias a la laboriosidad y generosidad de los catalinos.

    Y que alguien nos cuente cómo le fue al Anfitrion con el siempre molt Honorable. Por fa.

  3. Le cuento como le fue al Anfitrión desde un punto de vista muy personal: brillante,honesto y contudente.
    Brillante porque las introducciones que hacen a los distintos invitados de las “Charlas de El Mundo” suelen mejorar, a veces mucho, las intervenciones de éstos. En las últimas me he obligado a NO leerlas antes, aparecen publicadas el mismo día en el periódico, escucharlo por primera vez y desde su voz, desde sus miradas y entonaciones, gana mucho en credibilidad. La de ayer fue de las mejores que ha escrito y/o leido
    Honesto porque nunca reniega de sus principios, de sus ideas, de sus amigos. Ayer en un par de ocasiones supo aclarar al “molt honorable president” algunas intervenciones desafortunadas de éste.
    Contudente porque controló con maestría los momentos que pudieron ser difíciles sobre todo en una de las preguntas de uno de los asistentes. No fue descortés y mucho menos maleducado, todo un ejemplo para saber manejar momentos complicados.

    Quiero discrepar de él, de nuestro Anfitrión, en algo que escribe en este “post”. Creo que más importante que lo que nos menciona de la entrevista de Julio Anguita que hizo Javier Caraballo es cuando Julio describe lo que está ocurriendo con los estatutos,definiéndolo como la modificación de la Consitución a pellizcos. Los gobernantes no han tenido la valentía de proponer al pueblo español una auténtica reforma constitucional. En definitiva que no son lo suficientemente honestos para proponernos a los españoles algo que sólo se atreven a definir en entrevistas de gente de segunda fila, una República Federal. ¿Será porque son conscientes de que a los españoles es un tema que no les interesa y que iban a aparecer ante los ciudadanos como el famoso “emperador desnudo”?.

    El Sr. Pujol mencionó algo ayer que sí me parece mucho más serio que las “estúpidas” (mi opinión) reformas constitucionales: Nuestra economía se basa en ladrillos, consumo y turismo. No tenemos casi economía de innovación y nuevas tecnologías. ¿Porqué en vez de tanto esfuerzo inútil, que sabemos que conduce a la melancolía, no se esfuerzan nuestros políticos en conseguir que los jóvenes obtengan mejor formación, profesional y universitaria, para que se tenga la posibilidad de atraer y crear estas nuevas dinámicas ecónomicas y sociales?. Ayer le dieron el Premio Principe de Asturias a Bill Gates y Sra.por su labor humanitaria (?), al margen del afán monopolístico de la compañia Microsoft, los “ricos” en los paises desarrolados NO son gente de los ladrillos sino gente de las nuevas tecnologías, y no sólo de la informática, hay también en la industria química, farmaceútica, comunicaciones, biotecnología,etc.

  4. Julio Anguita ha sido el único político coherente y cabal que hemos tenido en toda la historia de la Democracia.

    Programa, programa era su trinchera y como no se le podía rebatir con argumentos se le ridiculizaba haciéndole cabalgar sobre una escoba vestido de D. Quijote y cosas así.

    En descalificarlo gratuitamente siempre hubo consenso.

  5. El doctor Berlin me libera de la crónica de lo de ayer con Pujol. Pero les diré que aquí el amigo le dio lo que quiso y más –¡y con qué mano enguantada!– a ese cínico redomado. Lo mejor cuando le recrodó en su presentación (Pujol: chitón) lo de que “cada pueblo tiene lo que se merece”. Lo más fino cuando –en apoyo del espontáneo que sacó el librote y le leyó al Honorable sus estupideces sonbre los andaluces, escritas y reeditadas sin rectificación que valga–, y éste su puso dramático gimiendo que él “no se merecía esto”, jagm le espetó: “Ni los andaluces nos merecemos esos conceptos que isted mismo califica de desgraciados”. jagm conoce bien los bueyes con que ara, no espera sacar agua de donde no la hay. Pero es necesario decir que la labor de acercamiento a Andalucía de la actualidad cultural y política que está haciendo en Sevilla y Huelva le da sopas con honda a organismos oficiales e iniciativas privadas. Ayer tenía un toro difícil que él mismo había ido a buscar a la dehesa. Le cortó las dos orejas que rechazó (mandó callar el aplasuo que le ofreció el respetable) como los toreros antiguos.

  6. Ayer escuché a nuestro amigo GM enfrentars a Pujol y hoy nos propone recordar a Anguita. Ayer y hoy me identifico con él en la intención y en el convencimiento de que aquí o hacemos las cosas nosotros mismos o nos quedamos sin ellas. Esta autonomía, cultural y políticamente hablando, es un autoservicio. Anguita es uno de los productos estrella que nunca nos irñá a buscar el dependiente de la Junta para que recordemos cómo era eso de la dignidad política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.