Lleva toda la razón el diputado de IU Ignacio García cuando reprocha al presidente de la Junta, Manuel Chaves, que en su ir y venir a Marruecos eluda escrupulosamente cualquier alusión al  clamoroso incumplimiento marroquí de las resoluciones de la ONU amén de la falta sistemática de respeto a los derechos humanos que se denuncia en el país vecino. Once visitas a Marruecos son muchas visitas, en cualquier caso, sobre todo si se tiene en cuenta lo poco que han valido a la hora de resolver los grandes contenciosos entre ambas orillas aunque tal vez hayan beneficiado lo suyo a otros intereses económicos de los que la Junta parece haberse convertido en auténtico agente comercial. No sólo Bush y Aznar incumplen las resoluciones de la ONU, subraya García, que no ve razón  para disimularle al gobierno marroquí su contumaz postura antidemocrática. Aunque no estaría de más insistir, de paso, en que un presidente de Andalucía no es un viajante ni un ‘corredor’ de inversores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.