A mis graves dudas sobre la entidad humana y política del golpista venezolano Chávez acabo de reunir estupefacto una convicción de lo más plausible a la vista de los hechos: que no está en sus cabales. Se puede ser muy listo –¡que le voy a contar a Noé del Diluvio!—y dominar con agilidad las claves del populismo más zarrapastroso, reproduciendo la caricatura de Castro en inacabables discursos televisivos, condenas antiimperialistas y repartos de mercedes, sin dejar por ello de ser un majareta consumado. ¿Qué no? ¿Y cómo calificarían entonces a un sujeto que, desde la presidencia de un país, no se corta un pelo a la hora de decir una sandez tan desatentada como que el terremoto de Haití no es un fenómeno de la Naturaleza sino el efecto calculado por la Marina de los EEUU que dispondría a placer de “armas de terremotos”? Siempre se me podrá objetar que quien mantenga semejante tesis, antes que un pirado es un ignorante escapado de la serie James Bond o simplemente un bigardo tan basto como para presumir la ignorancia de todo un pueblo, el suyo, al que acaba de explicarle que los yanquis ya ensayaron ese “arma” en la propia California y que ahora preparan nada menos que la destrucción de Irán “a través de una serie de terremotos”? En fin, si me aprietan estoy dispuesto a dejar el diagnóstico a horcajadas entre la insania mental y el descaro más insolente, pero, en cualquier caso, estarán conmigo en que pone los pelos de punta pensar que estamos en manos de sujetos de esa calaña, avalados por al menos la mitad de su pueblo, y sostenido en el poder, contra viento y marea, por algunas impolutas democracias (es un decir) como la nuestra, sin ir más lejos. No hay que idealizar el pasado: siempre la fortuna ha sido un componente clave del liderazgo. De lo que dudo es de que el mismísimo Carpentier hubiera sido capaz de inventarse a un zumbado como este botarate.

Bien, pues ese botarate es la clave de bóveda de la política exterior de nuestro Gobierno, que ahora tal vez tenga que explicar el apoyo incondicional que le viene prestando, al nuevo “amigo americano” que hasta le cede el púlpito a nuestros furiosos ateos para que se retraten largando su cínica plegaria al buen Dios. Pero en cualquier caso, consideren esa instantánea del Poder, el retrato de un máximo mandatario capaz de fantasear hasta un infinito rayano en el ridículo. Una indeclinable esperanza nos hace confiar en que quienes vienen sosteniéndolo comprendan de una vez el peligro que representa. Un tío que dice que un seísmo es obra humana, no debe campar por sus respetos en una presidencia sino permanecer a buen recaudo en un psiquiátrico.

7 Comentarios

  1. Ay, Dios, que ya me veo al Abate defendiendo a su Gorila. Pero cuánta razón lleva don josian: un tío que dice en público esas cosas es un demente, que parece mentira que se haya convertido en nuestro gran aliado. Esperemos que esta desmesura le cueste caro y haga reaccionar a sus apoyadores. Los locos son peligrosos y más con poder.

  2. Pero no me lo creo.Es imposible que haya dicho eso. O quizas tenga un peculiar sentido del humor….
    besos a todos.

  3. Puede creerlo, madame, sa sido divulgado por la prensa aquí y en Europa. Textualmente. Aunque ese sujeot es muy capaz de argumentar ahora que sus porpias declaraciones on un montaje de algún “arma secreta” USA para desprestigarlo. Muy oportuna columna. Hay que procurar que no se den casos de buena fe tan graves como el de nuestra amiga.

  4. ¡Pero bueno padre! que este Abate tiene más respeto por el mensaje cristiano que puedan tener la mayoría de los sacerdotes de la Bética. Nunca imaginaba que su prudencia fuera tan poco meditada.
    Ocurre a veces que sale de nosotros lo más indigno que llevamos dentro.
    Este gobernante de Venezuela no lo quisiera yo para mi país. La ideología que tiene es la POPULISTA. Se lo repito..POPULISTA.
    No debe de salir de vuestra boca una palabra como la de Gorila para un político que emplea el populismo. Por la sencilla razón de que no tendría entonces palabras para repudiar a las HIENAS de Argelia, Marruecos, Arabia Saudí, Egipto, Irak, Irán e incluso Cuba y CHINA y la mayoría de los paises africanos, más otros sudamericanos.
    Por lo que veo a Ud. solo le DUELE el GORILA Chávez y no el GORILA andaluz del Palacio de San Telmo.
    A mí me duelen todos los gorilas, pero unos más que otros.

    Queda suyo afectísimo…Juan Moreno Romero.

    La culpa la tiene el anfitrión por seguir un camino que le lleva cada vez más hacia el mal humor. Y es que cada vez mantiene menos las distancias.

  5. Esos paises que le cito querido Padre no son ni siquiera populista, son SANGUINARIOS.

  6. Hoy tema para la sorpresa.
    Me sorprende doña Sicard, nuestro respetado Pater y hasta el buen sentido de nuestro don Juan Moreno.

    Nada me extraña de un elemento como el Sr. Chavez y adláteres. También don Obama podría haber producido el terremoto con un simple mal de ojo.
    Personalmente he visto cómo don Fidel ha convencido a todos los cubanos, incluidos los universitarios, de que el vector del dengue, Aedes aegypti, es diseminado periódicamente sobre sus islas por la aviación norteamericana.

  7. Simpática opinión de quien se encuentra en una situación de poder porque en definitiva la parte del pueblo venezolano que le apoya piensa en esas oscuras conspiraciones naturales de la misma manera, vamos que hay más de un pirao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.