Acabará siendo legendaria la incapacidad de los conservadores para pastorear a la grey mediática. No tienen más que ver la paliza que le están propinando al presidente Moreno incluso desde dentro de su casa. La última, en “la Sexta”, fue realmente insólita y cuesta entender la paciencia del entrevistado ante el acoso pasional a que fue sometido: no se recuerda tanta acrimonia ni tanto encono de una entrevistadora frente a un mandatario legítimo. Claro que cabe preguntarse qué necesidad tenía nuestro Presidente de acudir a esa significada cadena de la que, conociendo su crónica, no cabía esperar algo diferente a lo que tuvimos que soportar. Y lo malo es que este acoso mediático no va a cesar. No tienen más que oír al propio Canal Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.