Decía antier un columnista aquí al lado que la manifestación organizada por UGT para el 19-F es una trampa saducea dispuesta de tal modo que el Alcalde no pueda escapar nunca de ella; si no acude, porque lo lapidarán; si lo hace, porque se llevaría –que es de lo que, sin duda, se trata, la gran bronca. Ah, pero ahora no es la Derecha, sino CCOO, el “sindicato de clase” al que sus rivales llaman con las del beri “los comunistas”, la que levanta un argumento firme y desconvida por su cuenta a la militancia propia por estimar que el montaje obedece más “a oportunismos políticos que sindicales”(sic), una decisión que va a dejar en la estacada a la comparsa de Luciano Gómez cortando de un tajo la coartada de la famosa correa de transmisión entre el sindicato y su partido. Acierta CCOO desmarcándose de un conflicto partidista que sólo busca erosionara un adversario municipal hasta ahora invencible en las urnas. Pocas cosas prestigian tanto a medio y largo plazo a un sindicato como la credibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.