Ha batido todos los récords demagógicos la promesa de Chaves de repartir viviendas baratas a todo andaluz que perciba menos de 3.100 euros de renta. ¿Habrán echado bien las cuentas sus edecanes, sabrán de verdad qué número de andaluces viven con menos (y con mucho menos) de esa pasta, no ignorarán acaso que  el salario medio andaluz anda por los mil trescientos y pico de euros (bastante por debajo del nacional, por cierto), lo que permite suponer que las colas de pretendientes iban a dar la vuelta al planeta? Que no cunda el pánico, en todo caso, porque una cosa es predicar y otra dar trigo: ¿dónde está a estas alturas el “salario social” de Chaves, cuándo se pagó lo prometido por las vacaciones del ama de casa, cuántos años ha tardado en abonarse el chequecito para los libros del nene? A Solbes le toca en esta comedia hacer de heteronomista forzado pero inútil. Será la propia realidad la que demuestre a los andaluces que una vez más Chaves los ha engañado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.