Soy de los que no creen en gangas. Seré un primo, de acuerdo, pero no voy a las rebajas, de volver a vivir jamás suscribiría esos planes de pensiones maravillosos… para los bancos, de pocas cosas desconfío tanto como de los “bienes tangibles” y, por descontado, no se me ocurre aprovechar las gangas de las compañías “low cost” ni comprar mis pasajes en Internet. Razones tengo muchas, pero ninguna tan eficaz, añadida a mi hipocondría, como la vieja idea de Dumas (hijo): “¿Los negocios dice usted? Ah, los negocios… Los negocios no son más que el dinero de los otros, buen hombre”. No me considero por ello, sin embargo, un derrotista ni un antiguo, sino, simplemente, alguien que se atiene a la sugerencia del sentido común. ¿Es posible que una ida y vuelta entre Madrid y Milán cueste 20 euritos? Pues no seré yo quien lo niegue porque soy testigo de ello, pero no hay que ser una minerva para comprender que debajo de estas gangas ha de haber algún género de truco. Duros a tres pesetas no los da nadie, no le den vueltas, y si alguien los reparte será porque con la otra mano se lleva otras tres. Miren el espectáculo ofrecido por Air Madrid y Fomento, o viceversa: billetes tirados de precio, pero aviones con motores calificados por el propio ministerio de “no aptos”, materiales obsoletos, piezas esenciales para el vuelo defectuosas, temerario olvido de las revisiones diarias que marca la ley, motores parados en pleno vuelo y lo que ustedes quieran: si no ha ocurrido una desgracia es porque la Providencia le ha puesto la mano encima a esos ganguistas ingenuos y porque la propia avaricia ha acabado por estrangular el negocio. ¿El Ministerio? El Ministerio no ha movido un dedo hasta que el escándalo no ha estallado y los propios temerarios han echado el cierre. Si por el Ministerio fuera –por lo visto—esos viajeros (pobres en su inmensa mayoría, por descontado) seguirían volando con motores que se paran y estabilizadores de cola por los que los técnicos no dan un duro. No tiene perdón que a una ministra que llegó a ser famosa como experta en viajes “gratis total” se le haya escapado de las manos este arriscado montaje.

xxxxx

Los franceses tienen una expresión bien irónica para referirse a las gangas, el “bel affaire”, y el general De Gaulle decía no me acuerdo dónde (pero me acuerdo) que, según su experiencia, la única manera de salvaguardarse de los negocios era mantenerse “metódicamente” lo más alto y lejos posible de ellos. Es decir, que nadie niega que se pueda volar de Madrid a Bucarest por un puñado de calderilla –de hecho han volado y siguen volando millones de infelices—pero sí que, si eso ocurre, si la ganga aparente se produce en efecto, es que porque al viajero le han quitado con una mano lo que, para engolosinarlo, le han dado con otra. Aviones sin revisar, motores que se paran en vuelo, estabilizadores defectuosos, salvavidas, toboganes o extintores inservibles: ahora resulta que el truco de la baratura estaba en ahorrar nada menos que en seguridad y con el consentimiento o, al menos, con la vista gorda del Gobierno. Alguien escribió alguna vez que en los negocios, como en el amor, llega inexorablemente un cierto momento en que es obligado entregarse, y con toda evidencia la compañía que acaba de estrellarse empresarialmente (por fortuna) se había entregado no más que el Ministerio, pero tampoco menos. Se oyen voces reclamando soluciones, que son imprescindibles, clamores de protesta por el hecho de que haya de ser el contribuyente quien pague los platos rotos al alimón por negociantes y políticos, pero a uno le parece que lo que debiera imponerse es la pregunta de cuántos viajeros han expuesto su vida sin saberlo en manos de estos ganapanes consentidos y qué riesgos reales han corrido al viajar en esos locos cacharros. La ministra lo sabe todo de vuelos gratis, ya digo. De vuelos “low cost”, en cambio y por lo visto, no quería saber nada.

55 Comentarios

  1. Se le ha quedado algo, mi buen Anfi, por detrás. Usted comienza la columna hablando de las rebajas y éstas existen. Pregunte al grande de los grandes almacenes. La chaquetita que pensó comprarse para navidad y no lo hizo, puede encontrarla un 30 y hasta un 50% más baratita pasados los Reyes. ¿Le pierde dinero el bueno de don Isidoro a la chaqueta? No, padre. Sólo que antes de navidad le ganaba un 600% y ahora se conforma con un 400.

    ¿Y qué me dice de las sangrantes tiendas chinas? Yo he visto, lo juro por Snoopy, a un chinito tendido en su tienda con una puñalada, una sola, en el quinto espacio intercostal. Algo malo habría hecho cuando otro chino llegó a su tienda, le arrimó el fierro, fuese y no hubo nada. Tienen bolsos a 5, a 6 leuritos. ¿Se los han regalado? No, padre. Le han costado, materia prima, mano de obra y transporte en contenedor incluído, no más de 3,50€. ¿Y por qué tan baratitos? Es un secreto a voces.

    Lo de los aviones basura es otro cantar. Seguro que al vivillo de turno ni lo van a pillar ni le van a sacar el puñado de millones que ya tendrá a buen recaudo. Son los pringaos que pensaban comprar durar duros a quince reales los que se arrastran por salas de espera inhumanas mientras sus bebitos lloran hasta que se cansan. ¿La leidi Aviaco dice usted? Todavía Donmanué se parte de risa cada vez que piensa en las dos prendas, la Maleni y la Punkicalvo, que le coló de remanguillé a GuisanteZp.

    Todo esto forma parte del tinglado del neoliberalismo rampante en campo de gules. Paciencia y a barajar.

    A su Reverencia, el capellán del blog: usted me S O B R E V A L O R A, mi don Páter. Servidora -que el diablo me lleve si fuese falsa modestia- no es más que una vieja gruñona y algo leída, pero no un portento de inteligencia. Ni mucho menos.

    Ah, y no se olviden mes amis, de brindar cuantas veces hagan falta con vino honesto, sin manoseos ni burbujitas. Vino que hable el idioma del que nos sentimos orgullosos casi quinientos millones de seres humano. Y racionales.

  2. A José Antonio le han operado del segundo con resultado satisfactorio y de nuevo no podrá escribir durante unos días.

    Yo no soy médico como alguien sugería. Solo soy amigo desde la primera juventud y atento lector del blog aunque no interviniente.
    J. R. Terrades

  3. Me alegro mucho que la operación de nuestro anfitrión haya salido bien. Le deseo unas felices navidades, y una estancia en París amena y agradable. Espero que mis compatriotas le taten con el respeto y la atención que se merece. Gracias al señor Terrades por las informaciones que tiene a bien de transmitirnos.

    Pués yo soy al revés: no compro nada si no es durante las rebajas, porque si puedo pagar una prenda 2 duros ¿porqué voy a pagarla 4?
    Y así sucesivamente.
    Por otro lado no me extraña mucho que todas esas compañias recorten el presupuesto de la seguridad. No está bien, pero francamente la opción está clarísima: moverse at “low cost” o quedarse en casa.
    Para terminar diré que de algo hay que morirse, mejor así de golpe. Además, si se prueba que hay falta, a lo mejor a mis hijos les dan un pico…

  4. 23:03
    Dice el Sr. Terrades que a ja “le han operado del segundo”. Imagino que se trata del segundo ojo. Le deseo, como todos, lo mejor, aunque no creo que “se corrija” para nuestro musulmán español.
    +++++++++++++++

    “¿El Ministerio? El Ministerio no ha movido un dedo hasta que el escándalo no ha estallado”
    Pues el Ministerio, naturalmente, esperaba a destapar el escándalo cuando fuese políticamente rentable, por ejemplo para tapar algún fracaso, quizá el del “proceso de paz”.

    En cuanto a lo del “low cost” yo oigo quejas y reclamaciones por billetes que han costado 900€ y lo de los billetes de ida y vuelta por 20€ lo hacen todas las compañías, generalmente dos por vuelo, porque es una publicidad muy rentable.

    El silencio de hoy podría deberse a que la mayoría de los blogueros están pillados en los aeropuertos de por ahí. Yo mismo tengo un sobrino que se ha quedado colgado en el aeropuerto de Londres, ya les diré lo que le costo el billete.
    ++++++++++++++++++

    Tranquila, doña Épi K, yo, como siempre brindaré con vino de La Mancha, concretamente, con vino de Villarobledo.

  5. Pues tres hip y un hurra por el Maestro. Salud, hermano. Para pasar la anestesia, nada como un buchito de oloroso. (Es broma, pordió, pordió). Pero como una se trae esa matacina con que no se beban burbujitas de idiomas (¿o el que dijimos sólo es un dialecto?) excluyentes… Juas, juas.

    Salutem plurimam ex novo, Magister.

  6. 23:13
    Doña Marta no tiene miedo a morirse porque sabe o cree que le espera la bienaventuranza que merece. Yo tampoco tengo miedo a la muerte porque sé o creo que mis pecados quedarán impunes y menos al trompazo porque de trompazo o bombazo me parece una muerte misericordiosa. Yo a quien verdaderamente tengo miedo es al celo de los médicos.

  7. Aquí seguimos todos al pie del cañón, esperando que don Jose Antonio mejore y vuelva a alegrarnos la vida con su humor, con sus informaciones y sus doctos comentarios.

    Tranquilizo a doña Epi diciéndola que yo, estas Navidades, sólo beberé burbujas genuinas, las de verdad, no las copias o las réplicas, las alegres, las sabrosas, las cosquilleantes burbujas de la bella Francia. Es un brebaje que se me sube rápido a la cabeza y que invariablemente me vuelve risueña.

  8. 20/12/06 23:58
    Acabo de colgar en el ciberespacio las cuatro últimas presentaciones de “CHARLAS DEL MUNDO” con las siguientes URLs:

    http://www.jagm.net/perfil/antonio.gala.htm
    http://www.jagm.net/perfil/fernando.onega.htm
    http://www.jagm.net/perfil/javier.arenas.htm
    http://www.jagm.net/perfil/gomez.bermudez.htm

    Cuando ja me envíe la 96 anteriores las iré colgando poco a poco y todas ellas se irán añadiendo a una página índice cuya dirección provisional es:
    http://www.jagm.net/perfil/charlas.mundo.htm

    Las que se vayan produciendo en el futuro las iré colgando con toda la puntualidad que me permita mi azarosa vida de ortóptero.

  9. 20/12/06 23:59
    Acabo de colgar en el ciberespacio las cuatro últimas presentaciones de “CHARLAS DEL MUNDO” con las siguientes URLs:

    (Aquí iba una relación de enlaces que no me admite el programa del blog porque probablemente la considera como spam, pero las encontrarán pinchando en el índice que pongo más abajo).

    Cuando ja me envíe la 96 anteriores las iré colgando poco a poco y todas ellas se irán añadiendo a una página índice cuya dirección provisional es:
    http://www.jagm.net/perfil/charlas.mundo.htm

    Las que se vayan produciendo en el futuro las iré colgando con toda la puntualidad que me permita mi azarosa vida de ortóptero.

  10. Como es tempranito, no sé si hoy tendremos ya artículo del Maestro. Si así no fuera, paciencia y recomendarle que cuide sus ojos todo el tiempo que los galenos le recomienden. El París de su salud, bien vale la misa, el ayuno y abstinencia lectora de sus fieles. Por la salud, lo que haga falta mi bienamado don Anfi. Mi don Páter me absolverá de mis venialidades.

    A mi don Elitróforo, gracias por facilitarnos esa URL que muchos le agrdecemos. No saben nuestras contertulias abejas laboriosas la de cosas que los jubilatas, ortópteros y otras faunas, tenemos acumuladas a veces en nuestra (inexistente) agenda.

    Y como sé que pululan a millares los huelvanos por estas páginas, dos consideraciones: una, compartir el luto y la pena de esas familias que viajaban con ilusión a los madriles para sembrar de alegría blanca y azul un día de la Capital. La segunda, felicitar al Decano, yo que no soy hincha futbolera, por colocarle tres hermosos rehiletes en el morrillo al multicampeón de los señoritos millonarios. Aupa, Recre!!

    Brindemos pues con un pálido condal o con alguno de sus olorosos que los hay, o con una dulce mistela a los postres. Los brebajes con burbujitas, déjenlas en las estanterías del súper hasta que hablen -y permitan hablar- nuestro idioma, que a un comerciante barcelonés le HAN MULTADO por tener rótulos en español DENTRO de su negocio. Porca misseria, nazis fuera.

  11. A mi amigo José Antonio se le ha soltado un punto y me encarga que les diga que tardará algo más de lo previsto en poder escribir pero que no parece que su ojo corra peligro.

  12. 09:39
    Ja no puede escribir pero no veas cómo habla. Por cierto en la tertulia de Onda Cero se acaba de declarar el abuelo Cebolleta de su nieto. Mi reconocimiento para nuestro Sr. M. que un día que resulto simpático alguien le insultó.

    Razón tiene nuestra doña Épi K cuando dice: “No saben nuestras contertulias abejas laboriosas la de cosas que los jubilatas, ortópteros y otras faunas,”.
    Yo, verdaderamente, no sé de donde sacaba tiempo, años ha, para ir a trabajar todos los días y encima preocuparme y ocuparme de la educación de los hijos.

  13. Reconozco que soy una melona por no poner la radio matutina, pero… qué cansancio, que repetitiva, qué agotadora. No me negarán que el 95% al menos de los tertulianos llegan con la camiseta de sus colores puesta y venga a lanzar pelotazos al frontón. Entono un ‘mea culpa’ por mi pecado de abulia pero no tengo claro que vaya a hacer en ésto propósito de enmienda.

    Servidora, que no se reprodujo -Epimorcilla- y que tampoco eché en falta gran cosa los amores filiales, ahora me derrito cuando veo un bebé y sí que lamento más de una vez no ser una abuela chocha. Cosas.

    Al Anfi, una vez más, que se cuide. QUE SE CUIDE (lo escribo así para que se lo repita fuerte quien le lea estas cosas). Andamos demasiado escasos de gente como él, que se puede contar con los dedos de una oreja a quienes atesoran tanta sabiduría, tanto valor, tanta gallardía, tal claridad de ideas. Si hay algún dios por ahí -su absolución, mi don Páter- que le derrame sus bendiciones. Con una propina para el nieto.

  14. ¿Qué significa eso de abuelo Cebolleta? ¿Será abuelo chocho? ¿Y si es, de dónde viene?

    Gracias por las explicaciones aquien las dé.

  15. Gusto, mi doña Sicard, en aclararle extremos que son de uso interno en esta Expaña a la que ya quisieran muchos amar como usted.

    Allá en los años cincuenta y sesenta se editaban unas revistas infantiles, tebeos les decíamos porque la más popular se llamaba así, TBO, y que no eran otra cosa que los cómics -anglosajonismo que nos invade- de hoy. En una de aquellas publicaciones para niños aparecía una familia de lo más surrealista y formando parte de ella, un abuelo calvo, hiperactivo, barbudo y con un pie permanentemente vendado, se supone que padeciendo el ‘mal de la gota’ o hiperuricemia. La familia se llamaba ‘la familia Cebolleta’ y de ahí el nombre del abuelete. Cuando alguien -casi siempre su nieto- se le ponía a tiro iniciaba sus narraciones de juventud o ‘batallitas’, pues solían tener un arranque bélico. Todo el mundo salía corriendo dejándolo con la palabra en la boca. De ahí que cuando alguien de cierta edad empieza a contar alguna aventura de juventud, se le tilde de ‘abuelo Cebolleta’.

    Usted dejaba dicho ayer que sí brindaría con champán, el original, el que dom Perignon creó allá en la dulce Francia, hace siglos. Aquí, en Cataluña existe toda una comarca destinada a fabricar ‘cava’, o sea el equivalente español (¿?) del champán, explicando a veces incluso en la propia botella que ha sido elaborado ‘por el método champenoise’. Desde hace demasiado tiempo, en Catalunya -como prefieren ellos, sobre todo sus políticos, que se escriba- hacen gala de un nacionalismo excluyente y ‘asimétrico’. Exigen, y lo han conseguido, un estatuto de autonomía en que reclaman fueros y privilegios superiores a los del resto de España. Esta, su humilde servidora, resaltaría dos: una administración económica ventajista y el uso exclusivo del catalán como lengua. Con ello renuncian y asfixian el bilingüismo real de esa comunidad autónoma, para la que han conseguido un nuevo estatuto, refrendado sólo por un tercio de la población. Ayer se publicaba la noticia de que a un establecimiento de helados se le imponía una fuerte multa porque en su interior, los productos estaban redactados en español, al que demasiada gente se empeña en llamar ‘castellano’.

    Como humilde boicot, yo sugiero a los cobloggeros que utilicen otros vinos para sus brindis navideños, ya que el mayor porcentaje de venta de venta de cava se realiza en estos días. Es un pobre intento, pero con él les recuerdo a mis compatriotas que es una bebida procedente de un territorio que dice sentirse no español y que desprecia nuestro idioma común.

    Sé que he sido excesivamente prolija en esta exposición, pero como me consta que nuestro Anfitrión cuenta con lectores de allende nuestras fronteras, me he permitido esta larga parrafada para mejor comprensión de quien no esté en las interioridades de nuestra pequeña y tantas veces cicatera intrahistoria.

  16. 09:04
    Doña Marta no conoce al abuelo Cebolleta porque en su infancia no leía los TBOs españoles.

    El Cebolleta era el idem de la “Familia Cebolleta” y su principal característica era que, presuntamente, aburría a su familia contando las batallas en las que participó durante su juventud:

    http://photos1.blogger.com/blogger/6567/1470/1600/cebolleta.jpg

    Digo presuntamente porque siempre que empezaba a contar su batallita se ponía en fuga toda la familia. Yo siempre me quedé con las ganas de que le dejaran contar alguna. No ocurre así con nuestro ja porque todos los días cuenta lo que le da la gana y solo le abuchean algunos mercenarios que se castigan leyendo lo que aborrecen. Allá ellos, ya sabe que hay pecados que llevan la penitencia incluida.
    De nada.

  17. Quise decir “El abuelo Cebolleta” y a mi teclado le salió un irrespetuoso “El Cebolleta”.
    P. Griyo
    “El abuelo Cebolleta” y a mi teclado le salió un irrespetuoso “El Cebolleta”.
    P. Griyo

  18. Bien, son las 14 h. y el Maestro debe continuar su cura de reposo ocular como un buen chico que hace caso a su médico. Complicacioncillas son de esperar en cualquier pasada por el quirófano. Paciencia y barajar. Salud, una vez más.

    Simple yo, pensé en su momento que el blog, además del aula en que recibimos las lecciones magistrales del Anfi, podía ser el rincón de tertulia, de encuentro para los que pasamos por aquí. Una culaíta -que dicen en mi tierra-, un ratito de charla y el pequeño goce de la amistad y la compañía de unos pocos. También hay/hubo, y su opinión es igualmente respetable, quienes piensan que el maestro pone la lección del día y nadie debe salirse del carril encarrilado. Po fale, po m’alegro, ahora que “El jueves” amplía sus horizontes.

    ¿Hay alguien interesado en comentar el asunto taurino/taurófobo de la ministra Narbona? Parte de su infancia al menos la pasó en Sevilla y es probable que allí nacieran sus resabios. Sin embargo el Maestro cuando clava la puya diaria, firma nada más y nada menos con el seudónimo del Pasmo de Triana. También es verdad que alguna vez le he leído un cierto viraje, o al menos alguna duda, sobre la llamada Fiesta. ¿Algún comentario? Aquí seguiré abriendo el blog algún rato más a lo largo de la tarde.

  19. 22/12/06 21:38
    Encantado Doña.
    Ya me he manifestado otras veces en este mismo foro a favor de la Fiesta y precisamente en beneficio del toro de lidia.
    También lo hizo ayer, y con mucha maestría
    Con el riesgo de ser pesado y aprovechando esta sequía de comentarios voy a colgar lo que ya dije en los principios del blog como si fuera un Argamasalva cualquiera.

    “No le extrañe, amigo madrileño, no se escandalice amigo Saparn, si miran a la derecha de su pantalla verán un enlace que se llama “Tercio de varas” y que escribe el mismo GM y otro enlace que se llama “Curro Romero” ¿Y qué hay de malo en ello?

    Si no hubiera Fiesta Taurina no existiría ese ganado soberbio que vive en casi libertad y tiene una esperanza de vida de más de tres años. Compárelo con el vacuno que comemos cada día, estabulado desde que nace hasta su sacrificio.
    Si a mí me hubiera tocado nacer ternero habría querido ser ternero de lidia.”

    También el toro de lidia es el único ganado que muere dignamente luchando por su vida.

  20. No sé si hoy tendremos ya la suerte de nos vuelva a alumbrar la Cruz del Sur. Qué cruz, ¿no es verdad, Maestro?. Pero nada, nada. A cuidarse que el mundo sabe rodar perfectamente sin cualquiera de nosotros y la salud es bien al que hay que supeditar casi todo lo demás.

    Yo ponía sobre la mesa la cagadita de la chica Narbona porque en algún lugar he leido los miles de hectáreas de dehesa que tienen sentido y sus dueños las mantiennen vivas y cuidadas, porque es el hábitat que alberga al toro de lidia. Sin ellos, esa grande parte del solar patrio, huy se m’hascapao, no sería más que vulgares cotos de caza, donde se estabularían como bien dice mi don Elitróforo, puntas de caza mayor, muflones, gamos, ciervos y otras piezas de anhelos cinegéticos, para convertirse, como hay ya enormes extensiones, en casi improductivo territorio a donde vendrían los ricos de Europa a darle gusto al gatillo. No digamos sobre la caza menor, donde en estrechas jaulas se crían perdices y faisanes para liberarlos el día antes de que vengan los escopeteros para freirlos a tiros.

    No obstante, sí creo que la Fiesta, y no me recato en ponerle mayúsculas, precisa de un aggiornamiento, de un desbroce de iniquidades que ciertamente se perpetran en demasiados sitios. Desde las talanqueras de pueblo, donde debían seguir vigentes las prohibiciones que recoge el Cossío, referidas a los siglo XVIII y XIX: no golpear al animal con bastones, garrotes y estacas, no retenerlo asido de la cola, no clavarle navajas u otros instrumentos punzantes, etc… Y cómo no, eliminar por completo esos ‘toros ensogaos’, ‘del aguardiente’, de la estopa y la pez ardientes en los pitones. Tal vez habría que revisar la reglamenatción de esas plazas de segunda y tercera -no todos los cosos son la Maestranza o las Ventas- a donde las figuras van casi exclusivamente a hacer caja y previamente se manipulan astas, se administran tranquilizantes, se presiona al ganadero para que produzca torpes borregos sin casta que sirvan para faenas sosas y cumplir un triste expediente, casi tan triste como el puntillazo eléctrico de los mataders.

    O sea, que esta su Epi de ustedes no es taurina ni antilomismo. Mientras se críe al toro con honestidad sus cuatro años de vida, mientras sea la corrida, con perdón, un enfrentamiento valiente entre el animal noble y el hombre que vence sus miedos, soslayemos críticas externas y mantengamos el ancestral juego del minotauro. Pero, ay, que los animalistas, tan cargados de razón a veces, no encuentren argumentos de fuerte calado para montar sus marimorenas. Estoy convencida que la razón nunca está al cien por cien en ninguna de las dos partes. También de que la tolerancia es una virtud de la que mucho se habla y pocos conocen y ejercen.

  21. 23/12/06 23:29
    Razón le sobra, doña Épi K, aunque se le olvidan cosas, como por ejemplo que las sueltas de toros por el campo para perseguirlos con tractores, 4X4, coches dados de baja y a veces con caballos están prohibidas por ley, y creo que no se han suprimido en ninguno de los pueblos de la Alcarria que yo sepa.

    Cuando habla de la caza se le olvida la contaminación masiva de toda la geografía nacional por las toneladas y toneladas de plomadas que reparten los cazadores.
    ++++++++++++++++++++++++

    La publicación en Internet de la última “Charla” no se ha demorado por culpa de mis horarios irregulares sino por la limitación ocular de nuestro ja que hasta momento no ha podido enviármela. Esperemos con paciencia.

  22. Doña Epi incluye en Fiesta Naccional lo que no es más que barbarie: pinchos, agujas, navajas, embolados ardientes… La Fiesta es la corrida reglada, “reglamentaria” en cada momenot y sanseacabó. Por lo demás rogaría al jefe que reprodujera o diera referencia al menos de dos artículos suyos –no lejanos– sonre los toros, muy documentados y razonables. jagm no niega el punto de dureza de la Fiesta, no ignora su lado violento pero se mantiene taurino y tiene la torería de decirlo en público, la última vez hace días en el programa de Carlos Herrera.

  23. Nadie ha recordado que la Narbona es la novia de Borrell y que ya el Parlamneto que éste señor preside intentó hace poco –lo contó aquí gm– suprimir las corridas isn éxito… ¡¡¡¡gracias a los eurodiputados franceses y de no sé que otra nación!!!! La novia vielve a la carga con el ariete dle novio. La historia de España se escribe en un papel de fumar y sobra sitio.

  24. Servidora se pensaba que mi don Elitróforo y yo nos habíamos quedado más solos que los de Tudela. Donde por cierto hay brava afición. Veo, y me congratulo, que hay quien acude a este rinconcillo de chala y sosiego. A mi don Terrades le pido que nos cuide al Jefe y que le inyecte repetidas dosis de paciencia, aunque veo difícil en qué botica encontraría el específico.

    Desde el Tendido me pone un par de rehiletes -garapullos, palitroques, sinonimaba Lozano Sevilla, tan franquista al menos como el Ferrolano, desde aquella tele de los sesenta- porque incluyo en la Fiesta a toda esa bellaquería que se está extendiendo a sitios donde antes no las había. Pero una parte del pueblo, más caballos, hay una tle cerca, quiere mancharse de sangre y salen encierrillos y miserables números circenses alrededor de un pobre cornúpeta. Y conste que mi dedo índice no señala a nadie con esta expresión.

    Pero tendrá que admitir este aficionado que no todo el Monte es Paquiro. Dando tumbos por tantos sitios, servidora ha visto toros en pueblos de la sierra de Madrid, en cosos provincianos de Huelva, de Segovia, de Zaragoza, de Jaén. He visto con estos ojitos que se han de comer los gusanos, meterle la navaja en el anca a un morucho quieto como un marmolillo para que se moviera; ojos vacunos turbios de valium mientras un torerito de fama (?) se metía su cuerno en la boca; por no dar más botones de muestra quiero recordar -Epimorcilla- que no todas las plazas son las Ventas del Espíritu Santo o el Baratillo, donde cada vez hay más gente que traga lo intragable.

    Por no hablar de cariocas desde un tanque semoviente que dejan al noble animal muerto y aferrado a un hilo de vida que ni las banderillas siente, ni se mueve ante el figura de turno, atento sólo a hacer posturitas y hacer caritas de valiente.

    Si esta polémica -ayer venía EM, y hoy también- trufado de opiniones a favor y en contra de la Fiesta- sirve para remediar algo el camino de corrupción -¿dónde he oído antes la palabreja?- que demasiadas veces invade el rito y el mito, bienvenida sea.

    (Postscriptum: ¿conoce alguien de por aquí al comisario jubilado Pedrero?)

  25. Ah, que se me olvidaba: el brindis de esta noche con vino que hable español, que no hay que comprarlo en la botica como doña Concha.

  26. Más razón que un santo lleva la doña, porque nada tiene que ver el toreo de casta y arte con el espectáuclo canalla de tirar la cabra desde ell campanario. Hay Adninistraciones autónomas. castellanas, andaluza…, que no se atreven al final a prohibir esas atrocidades que Epi describe con trazo espeluznante pero riguroso. Los toros son los toros, como el box es el box, el full contact el ídem, la lucha de niños la lucha de niños (no hablo de su epxltación industrial o sexual) y así sucesivamente.

  27. Sí señor, “Desde el Tendido” apuntan bien: jagm publicó al menos dos columnas osbre toros, sobre la importancia de la Fiesta, su economía y demás. Debería ofrecérnosla.
    Por lo demás, muy bien tarñido a colación el noviazgo de la Narbona y Borrel por parte de Memorioso. El PSOE tantea las posibiliddaes de otro “avance de la sensibildad” que añadir a la lista del matrimonio homo, los derechos humanos de los grandes simios, la memoria histórica (de una de las dos partes, sólo de una) a través de estos personajes y personajillos, a ver lo que cae.

  28. Domingo, día del Señor, Meiodía
    Yo soy taurino, como jagn. Como él lamento la dureza de la corrida. Como él entiendo que la costumbre nos insensibiliza (cultura en el más puro sentido antropológico) lo cual, lo dijo el otro día en la raido, es aún pero probablemente. Pero creo, como él, que la batalla Borrell/Narbona/Los Verdes comienza la casa por el tejado. Acabo de enviar a ja un comunicado de los ecos pidiendo que a los nenes no se les regalen teléfonos móviles dada su peligrosidad. Ah, ¿sí? Pues yo recomendaría antes otras prohibiciones, algunas de imposible cumplimiento hogareño como bien saben esos defensores del Medio.
    LO de los toros es una pantalla para ocultar otros problemas mucho más sensibles. ¿O es que los denunciantes no ven en la calle, bajo los puentes, en los suburbios, la tropa de inmigrantes abandonados y conducidos por la necesidad al crimen, a los drogadictos sin ayuda, a los pobres de solemnidad o a los vergonzantes?

  29. Mi amor eterno, don josianm y mis plegarias por vos a mis dioses. ¿Sabés que piensdo ahora? Cómo quedarán los ojos tras las intervenciones, si se notará su efecto. No me gustaría. A nadie le gusta que le cambien la memoria. Muaaaaaaá.

  30. Querido ja. Si no puede ser esta vez, otra vez será, pero “siempre nos quedarña París”, como bien sabes y has demostrado toda la vida.
    Veo que esto se anima antes incluso de tu vuelta. Esperamos mucho de lla, por lo visto, aunque por mi parte lamente perderme esas visitas cultas a L’Orangerie –¡por fin abierta!– o al “almacén” de Orsay. Larga vida, amigo. Y mis mejores deseos a todos los blogueros.

  31. La que se está perdiendo, jefe!!! Cuando vuelva va a salir como un toro… Lo digo por seguir con le tema del blog, que a mí me importa poco.

  32. Añado: hay que ver lo viajada que es doña Epi y su pareja (¿pareja sentimental, doña, homo, hetero o mixta), y cuantos toros ha visto por toda la piel de ídem. Me encanta su gracia, de verdad, aunque me meta con ella.

  33. GM es de los aturinos a los que mejor y más ecuánimemente he oído defender la corrida de toros. Se sabe los argimentos y por eso pasa de Eugenio Noel y de Vicent (que creo que es amigo suyo), y está más con Ortega o con Pz. de Ayala. La gente se ha olvidado ya de Moratín… pero eso no importa. Lo que sí imprta es defender lo nuestros dentro de la lógica cultura, y eso lo borda jagm.
    Por cierto, la Narboma –hija de ilustre taurófilo, aunque críticp nada lumbrera, y eso sí, franquista hasta las trancas– olvida que eliminar la suerte de espadas es un absurdo lusitano, un sí pero no in sentido, que haría sufrir mucho másal animal, aunque beneficiaría a mucho pinchauvas que viste de luces poe esa splazas de Dios.

  34. Por si quieren ver la postura del Maestro sobre el tema les cuelgo lo de las “Veinte hecatombes”:
    VEINTE HECATOMBES
    Me han llovido los pitos (también las palmas, todo hay que decirlo) tras la columna dedicada el otro día a la ocurrencia de nuestros eurodiputados del PSOE de votar en el Parlamento Europeo contra la subvención comunitaria a la ganadería brava, a pesar de que sus colegas portugueses y franceses votaran a favor. Con abogados así, la Fiesta no precisa de enemigos foráneos. Hasta me reprochan buscar argumentos en la Historia, cosa cuya maldad no se me alcanza –supongo que a partir de los comentarios que escribí a propósito de las cosas de Pérez de Ayala– y que me haya olvidado de alguna reina que defendió la tauromaquia a la hora de recordar a otras que la detestaron. Bueno, no una, hubo varias a favor y en contra, como hubo vario reyes, empezando por el propio Felipe II que se negó en redondo a coger por los cuernos ese toro que pretendía descervigar Pío V con su bula “De saluti gregis dominici”, hace poco estudiada de nuevo por Juan Manuel Albendea en la Revista de Estudios Taurinos. También le hurtó el cuerpo a ese morlaco la Reina Católica que le reconocía a su confesor, fray Hernando de Talavera, que ese toro era mucho toro y que el negocio de prohibir las corridas “no era para mí a solas”, imagínense. Y tanto Felipe V como Carlos III llegaron a lanzarle el anatema bien que por poco tiempo. Pero este cuento de la Historia viene en los libros, señaladamente en “el Cossío” por antonomasia o sea “Los toros”, su obra monumental. Ahora yo creo que lo que nos concierne no es el pasado sino este proceloso presente en el que, entre la sugestión ‘verde’ y el yugo separatista (no sólo catalán: la ETA también pretendió perjudicar los toros, a pesar de que alguno de sus bandidos fuera pinchaúvas), se debate un PSOE pillado por la entrepierna.
    xxxxx
    Lo que no sé bien es qué cuentas habrán echado estos cruzados de la causa. Quizá han olvidado que en España, entre corridas, novilladas y festejos a caballo, se celebran anualmente más de dos mil espectáculos, con una parroquia que se calcula (para el año 2004, por ejemplo) en unos 35 millones de aficionados, o por lo menos de espectadores. ¿Habrán pensado los abolicionistas qué será de la primavera primero y del ferragosto después, lo mismo en las grandes ciudades –¡incluida Barcelona, por supuesto!—que en el país profundo? Los teólogos de ZP no han de profundizar más que santo Tomás de Villanueva, que abominaba de la Fiesta, ni deben recordar ya que Guerra llegó a pillar en una ocasión el famoso “Mystère” para llegar a tiempo la paseíllo en la Maestranza, pero lo van a tener crudo para explicarle a la “afición” por qué atacan en España lo mismo que en Francia o Portugal respaldan sin complejos sus colegas. Y más crudo todavía a la hora de conformar a tantos millones de españoles que van castizamente a la Plaza marcando el paso con la banda o para los que la corrida funciona, con la que está cayendo, como un auténtico ansiolítico. Cuando hace poco en Gran Bretaña se prohibió la tradicional caza de zorros con jaurías de perros y miles de británicos se echaron al campo con sus rehalas en abierto desafío a las leyes, la policía se limitó a decir que sería virtualmente imposible hacer cumplir esa ley que chocaba frontalmente con la costumbre inmemorial. Aquí no sé hasta dónde podría llegar una mansueta “afición” que viene tragándose temporada tras temporada embolados que no hubiera sido capaces de imaginar ni esos eurobienpagados, pero sospecho que tampoco va a tenerlo tan fácil quien pretenda cerrarle la puerta, al cabo de los siglos, a tantos millones de espectadores. Los socios de ERC harían bien no olvidando las dudas de nuestros reyes, y los taurinos en cavilar dónde entretendremos nuestras legítimas aficiones si ZP se ve finalmente forzado a claudicar también en esta materia. Después de todo, las plazas francesas no están tan lejos. Y en última instancia, para esa postguerra ideológica, siempre nos quedará México.

  35. 25/12/06 01:14
    Don Hemeroteco haría bien en colgar el link (enlace) para no llenarnos el aparentemente infinito espacio.

    No es ése el único artículo que nuestro ja escribe en defensa de la Fiesta, que tanto ama. Vean

    Toros y capos
    http://jagm.andalunet.com/?p=70

    Como el programa gestor del blog no me deja poner más de un link a la vez intentaré ponerlos en comentarios diferentes.

  36. Servidora -cuya pareja nombro de cuando en vez, pero solo digo que es mi pareja y yastá, que esto no el el tomate- tiene algunos vicios confesables. Uno, el de recorrer casi toda la rosa de los vientos de la Pieldetoro y otro, si hay corridas, con perdón, u otros festejos taurinos, asistir a ellos. He visto toros en Jabugo por San Miguel, en Cercedilla y Los Molinos por la Virgen de Agosto, en Cuéllar, en la plaza cuadrada de Mijas cuando en los domingos de verano montan unas mosergas para guiris, en Calahorra y cómo no, pocas pero alguna en las Ventas, bastantes en la remozada Merced huelvana y algunas en el efímero coso de las Colombinas, pocas en la Maestranza y nunca en farolillos… Ni que decir tiene que el el verdadero espectáculo es observar al público y con ello ya amortizas la entrada. Igual que si vas al Bernabeu, o a Riazor, o a Heliópolis o a Nervión…

    Pero nuca olvidaré, cuando fui con poco más de cinco o seis años de la mano de mi abuelo -Franco debía ser sargento por entonces- en una placita hecha con palos, en un pueblo de Huelva, donde sujetaron por el rabo a un torete y le daban con los bastones de feria en el lomo y en las patas.

    ¿Toros sí, o toros no? Pues depende, que respondería un gallego. Lo cierto es que hace al menos dos décadas que no piso una plaza de toros. Tampoco voy al jurbo. Me conformo con espectáculos menos moviditos, como visitar el Thyssen o cumplir el precepto semanal de ir al cine el día del espectador.

    Y basta ya de autobiografía. Me gustaría preguntar de nuevo si hay alguien que conoce al comisario jubilado Pedrero y recordar que hoy en la comida de navidad es más sano, justo, equitativo y saludable beber un vino que hable como Cervantes y no como los que invaden psicinas o le cortan los atributos al negro toro que fue de Osborne.

  37. Ya ouestos, sra Epi, cruce de acera y vaya al Prado a ver la Tauromaquia de Goya. Verá como le gusta. Y verá cuánta España hay en ella, para bien y para mal. El jefe dice en el art. contenido enel primer link que facilita Griyo que Voltaire decía que España debe buena parte de su enregía moral a la denostada Fiesta taurina. No suemos las cosas de quicio.

  38. He abierto varias veces el blog y seguimos con los duros antiguos. ¿Alguien que esté al loro con EM de Andalucía, podría decirme si publicó hoy el Maestro su columna como nos anunciaba -con el “probablemente”- el sr. Terrades y son los andaluneteros los que andan con resaca?

    La triple w está hoy -la prensa digital, quiero decir- trufadita de interpretaciones, opiniones y exégesis de las palabras del monarca en Nochebuena. No estaría de más que algún cobloggero echara su cuarto a espadas sobre el fondo, la forma y hasta los faralaes del evento. No me negarán que el Mocito da pocos palos al agua, mitrofanes aparte, por lo que la peoná -le llevan la tele a casa, más la trupe de maquilladores, estilistas, decoradores, etecé- tampoco es para orinar sangre del esfuerzo. Lo del teleprinter supongo que se lo ponen con letra gorda. Pero, torpe que es una, da la impresión de que se moja menos que una kábila del Tinduf. ¿O sí? ¿O no?

  39. A mi amigo José Antonio le acaban de dar el alta y me dice que mañana miercoles publicara “La Cruz del Sur”.

    José Antonio agradece a todos el interés que han mostrado.

  40. Pingback: gameboys 2007
  41. Pingback: Borrachas
  42. Pingback: Mature
  43. Pingback: big black pussy
  44. Pingback: big ass shemales
  45. Pingback: kiripavilocn
  46. Pingback: hogegasecucn
  47. Pingback: bondage comics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.