Ya lo ven: dice la multinacional Delphi que a ella que la registren, porque no han de encontrarle un solo euro de los 85’7 millones que la Junta y el Gobierno le han entregado sin garantías suficientes. Usted y yo y el de más allá pagamos nuestros impuestos y ellos lo administran como les parece, por ejemplo, apuntándose el tanto de captar inversiones extranjeras creadoras de empleo a costa de nuestro sudor. Hay que exigirle a esas Administraciones que respondan por semejante ‘pelotazo’ y expliquen por qué subvencionan a manos llenas al primero que llega (¿o será que lo traen?) prometiendo lo que no piensa cumplir porque ni siquiera le imponen garantías elementales. De este conflicto, como del más que posible de Airbus, no tienen la culpa los cazadores de ayudas, sino quienes no sólo se las dan sino que se las ofrecen. Andalucía, este país pobre a la cola de Europa, es la isla del tesoro para esos filibusteros, pero todos sabemos que la piratería se organizó siempre desde los más altos despachos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.