Desde el PSOE sanchista resuena la rancia concepción de «Galeusca», esto es, la insolidaria sandez de que naciones lo que se dice naciones, no hay más que tres en España, a saber, Galicia, Eukadi y Catauña, la imaginaria «Galeusca» republicana que nos salío por un pico no sólo a los sandios, sino a todos los españoles. Hay que elogiar a la presidenta Díaz –que baila el chotis en un ladrillo– tanto como a la jefa de los podemitas andaluces, su rechazo de esta idea caduca, injusta e ahistórica, y resulta extraño, en cambio, el silencio «conservarta» del PP ante este jaque a la patria común. El «régimen» se pare en dos, por lo visto, y ya veremos cómo se pegan luego esas mitades, pero Andalucía –«la Frontera» medieval– vive a ser de nuevo el bastión de la España común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.