El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha provocado una auténtica polémica nacional al ponerse de parte del proyecto del imán Feisal Abdul Rauf que quiere construir en un edificio lindante con la Zona Cero un fastuoso complejo al servicio de la cultura islámica. Se apoya el alcalde en la mera decisión administrativa de la comisión de patrimonio de la gran ciudad que ha autorizado el derribo de un gran edificio propiedad de los islamitas y en la actualidad medio abandonado, pero su decisión ha puesto al rojo vivo la sensibilidad no sólo de los deudos de las víctimas del 11-S, sino la de una mayoría de los ciudadanos neoyorkinos y de los estadounidenses en general. Hay voces extremadas que hablan de traición a los muertos y de entreguismo clamoroso, gritos de protesta que comparan el proyecto a lo que supondría permitir que el KKK erigiera monumentos conmemorativos de sus hazañas en los mismos lugares de sus crímenes racistas y otras, más reflexivas y memoriosas, que cuestionan la moderación del imán Rauf de quien no se ha olvidado su teoría de que la política americana había sido cómplice del atentado de las Torres Gemelas ni la de que no son los islamistas sino los cristianos quienes matan inocentes en sus guerras. Por su parte, el alcalde sostiene que la verdadera victoria del islamismo consistiría en que la gran democracia americana se dejara arrastrar por sus emociones y, traicionando sus valores proverbiales, tratara a los musulmanes de manera distinta a los demás. Sólo el tiempo dirá quién llevaba razón en esta polémica y si extremar la coherencia del humanismo hasta el punto de ceder apaciblemente ante los agresores tiene sentido o carece de él. De lo que no cabe duda es de que en caso de enfrentamiento la civilidad está en desventaja frente a la barbarie.

 

No sería ni siquiera pensable una situación semejante en un país islámico, es cierto, pero esa evidencia no merma en absoluto la digna obligación moral de los civilizados de mantener con su ejemplo el fuste de sus ideales. Junto o sobre las ruinas del World Trade Center va a levantarse un complejo con mezquita, piscina, biblioteca, sala de meditación, estudio de arte y escuela de cocina sobre el que gravitará inevitablemente la imagen pánica de los cuerpos cayendo en el vacío o de las torres derrumbándose como la viva imagen del caos. Y no será la razón del agravio la que prevalezca sino el peso indeclinable de la superioridad moral. La tragedia menos digerible de aquel 11-S radica en este imperativo heroico que distingue con nitidez a las dos mentalidades hoy enfrentadas. La nobleza sale siempre por un pico. La barbarie es gratuita.

15 Comentarios

  1. Estoy de acuerdo con la tesis de la columna, pero pregunto si sería preferible mantener para siempre el recuerdo de lo que sucedió y el rencor consiguiente. En que las dos mentalidades son poco compatibles, no creo que haya discusión posible.

  2. SU TESIS NO ES IMPARCIAL PERO LLEVA RAZÓN EN LO QUE SOSTIENE.
    Entre “ellos” y “nosotros” hay una distancia que no se puede salvar, una distancia ideológica, cuestión de valores, de forma de ver la vida, de manera de concebir al individuo. Eso no permitirá nunca una connvivencia a no ser que sea pactada. Pero me tenmo que “ellos” no están por al pacto y aquí faltan cojones para poner las cosas en su sitio. Dos mentalidades: el título lo expresa todo.

  3. Disimularé hoy más todavía para augurar el seguro comentario de doña Epi, morófoba comprobada, como buena andaluza sureña, ya verán como habla de la babucha… Lo que no menoscaba mi respeto por su buen criterio en tantas materias y sus muchos conocimientos, con que enjoya este blog.

  4. “La nobleza sale siempre por un pico. La barbarie es gratuita.”
    Me gusta la frase final. Eche cuentas don JAGM porque la verá reproducida en más de un sitio y no siempre le van a citar.
    Saludos

  5. Haré uso de los derechos con que tu legislación me protege. Pero cuando sea mi legislación la que prevalezca, tú no podrás disfrutar de esos mismos derechos porque en ella no se contemplan.

    ¿De dónde saca usted mi morofobia, señor M? No solo de conquistadores castellanos y leoneses proviene mi sangre, que por Niebla y alrededores se quedaron también los moros que no se quisieron ir. No reniego de la parte que me haya tocado. Será lo que es, dígalo Agamenón o su porquero.

  6. Recomiendo que se vea “El informe Zero”, Investigación de un posible autogolpe: http://vimeo.com/7112762 . Aunque no sea políticamente correcto, no es descabellado. Si se lee también el libro del profesor Chalmes Johson titulado ‘Las amenazas del imperio. Militarismo, secretismo y fin de la república’ (Ed. Crítica, Barcelona, 2004) -que en absoluto es antinorteamericano- se podrá comprender mejor lo expuesto en el citado informe Zero. Es al menos mi opinión. Saludos cordiales.

  7. Tema sin solución aunque apasionante siempre. Y la que se avecina. El bipolarismo parece ser la condición de este mundo, lo saben bien los mayores de este blog que ya han vivido dos. Lo que no sé es si éste acabará como el anterior o peor. Eso ya será, me parece a mi, cuestión de suerte.

  8. Es el tema de nuestro tiempo, aunque muchos no se hayan dado cuenta todavía. Europa, Occidente entero, es un sujeto histórico amenazado y, dadas las circunstancias, abocado a perecer o a reaccionar de modo devastador. Dos malos destinos, a cual peor.
    En cuanto al mosqueo menor de nuestra querida Epi, entiendo que lo que Emi decía no era tan grave y o mucho me falla la mameoria o es verdad que Epi ha bromeado aquí sobre el particular. A mí, con tal de que ella entre ven el blog, me parecerá bien cualquier estímulo.

  9. Agua y aveite. Así fure siempre en la Historia, así seguirá siendo. No puede ocurrir de otra forma mientras un código de conducta tan equívoco y drástico siga vigente y observado, frente a un evangelio que significa algo bien diferente.

  10. Iba a escribir y me encuentro con la certera pulla de Nemo. Que suscribo de la cruz a la raya. También a mí me cuadra especialmente ese título, “Dos mentalidades”.

  11. No hay entendimiento posible. Europa será devorada cdesde dentro por la inmigración como lo fue (y lo digo consciente del casi tópico) el Imperio romano por los bárbaros del Norte. Estos del Sur han seguido la misma estrategia inconsciente, y a veces, consciente. No hay modo de parar ese eascenso demográfico porque lo impide nuestra mentalidad democrática y ellos se aprovechan de eso como en tantos casos ya ocurrió en la historia de la humanidad. Nos harán estallar desde dentro, es su estrategia. La Historia tiene sus extraños mecanismos y trucos.

  12. Don Genaro: en contra de lo que usted siguiere, considero que el documental que nos propone es políticamente correctísimo y por descontado que habrá tenido y tendrá grandes audiencias. Como dicen los americanos “I don’t buy it” (no me lo creo).

    (esa instrumentación de avioneta que pasa por ser el cockpit de un avión comercial, esas especulaciones sobre cómo debe quedar un avión destrozado o una estructura de acero, según una recreación computerizada, etc. etc.)

    Saludos

  13. Quizás lo que le ha gustado esencialmente a don Blomberg es la money que el imán va a invertir en esos servicios culturales. Para aquel, desde el punto de visa propagandístico es una operación inmejorable corrnudo y apaleado: además tendrán que dar las gracias. Qué bueno!
    Un beso a todos.

  14. Para don José António:me temos que durante unos cuantos días no podré leerle! Cuídese! Un beso

  15. Sí, don Chic, el video es muy inquietante pero yo no tengo medios ni capacidad para juzgar su veracidad.
    Lo que sí es cierto es que G. W. Bush era un payaso dentro y fuera de su país y a partir del 11S se convirtió en el líder justiciero al que consintieron meterse en dos guerras absurdas.
    +++++++++++++++++++++

    Disfrute, doña Sicard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.