No debe pasar desapercibido que el lema más destacado en las crónicas de la beatificación de ZP en el Comité Federal se debe al presidente andaluz, José Antonio Griñán, que fue quien pidió al partido que no se deje “escribir el guión” de gobierno, en clara referencia a Prisa, ahora que parece haberse abierto la veda contra el holding del gonzalismo. Sin embargo la Junta de Griñán acaba de regalarle un millón de euros a ese grupo en apuros, siguiendo su línea tradicional de colaboración con él. A lo peor es que no resulta tan fácil renunciar al guión escrito desde fuera o eliminar antiguos compromisos. Eso pudiera explicar los dos guiones que aún parece seguirse, al menos en Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.