Varios alcaldes andaluces del nuevo poder municipal, asfixiados por el boicot de la Junta y del Gobierno, que les niega hasta los créditos indispensables para pagar sus nóminas, parecen dispuestos, con sus gobiernos municipales a la cabeza, a manifestarse ante el Parlamento y ante la Junta en demanda de una solución de emergencia. Mientras tanto –curiosa coincidencia—en esas Diputaciones que Rubalcaba coincide ahora con muchos de nosotros al calificar de prescindibles, contratan a calzón quitado como si con ellas ni fuera la crisis que a todos nos abruma. El municipalismo agoniza bajo el mazo oportunista del PSOE y la matraca oportunista del PP. Son sus alcaldes quienes tragan quina y sus ciudadanos quienes pagan el pato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.