Mala noticia política la petición fiscal de años de cárcel para el presidente de la Diputación, malísima en lo que ya es casi precampaña electoral, y pésima a poco que se le tuerzan las cosas. No se debe jugar con fuego y, probablemente, a nadie se la habría ocurrido tirar por esta peligrosa trocha si no fuera estimulado por el escandaloso ejemplo que los propios políticos dan al judicializar sin descaso la vida pública. Puede que el PSOE comprenda ahora lo arriesgado que resulta lanzar piedras al aire sobre las propias cabezas, y hasta que acabe entendiendo que una injustísima campaña como la que ha utilizado durante años contra el alcalde de la capital ha podido servir de estímulo a otros para denunciar al denunciante. Como poco, Cejudo tendrá que afrontar la campaña en su pueblo bajo esa grave imputación de la fiscalía, sin descartar que un traspié acabe sin más con su aventura política. Donde las dan las toman, dice el refranero. Parece que estamos oyendo al ahora imputado cargar la suerte contra el adversario sin la menor contemplación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.