Se empeña Chaves en disimular –y a ver qué podría hacer—la vergüenza del alcalde que su partido puso en Ohanes (Almería) y que cualquiera puede ver y escuchar en Youtube. Dice que ese flagrante cohechador no es del PSOE ya que no puede decir que no lo era en el momento de los hechos ni cuando se retrataba con los responsables de primer nivel del partido. Y argumenta que un Ohanes de 700 vecinos no es Madrid, tautología inútil y que pone las cosas peor si cabe, puesto que ya me dirán si tantos millones en el cazo cuadran en ese pueblecito. El PP tendrán en Madrid lo que sea, que ya se verá, pero el PSOE tiene un Almería uno de los casos más sinvergüenzas de su historia. Tratar de ocultarlo es complicidad. Al menos mientras todo el mundo pueda acceder a Internet para presenciar gratis el espectáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.