No hay como dominar electoralmente una zona para disponer en ella según convenga. Ahí tienen el caso del Andévalo, feudo del PSOE onubense, en el que se han dejado a cinco pueblos (Tharsis, Alonso, Villanueva de las Cruces, Cabezas Rubias y Santa Bárbara), es decir, a siete mil vecinos, con un solo médico y una sola ambulancia para todo este impredecible periodo festivo. El SAS ahorra ante todo, allá donde su partido no gobierna porque a ver para qué gastar en ajeno, y donde mandan los suyos, por lo contrario, como si la imprescindible austeridad no debiera supeditarse al servicio mínimo. Porque no es tan difícil imaginar un percance grave en  esa bolsa sanitariamente desasistida y menos aún calcular la gravedad de sus consecuencias. Salud suele maltratar a Huelva con dirigentes que han llegado se hacerse famosos por su incapacidad. Sólo su sumisión a estas absurdas situaciones lo que explica su pervivencia en el cargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.