No faltarán desacuerdos con el ‘Club Doñana’ y el doctor Javier Castroviejo por su valiente denuncia del incumplimiento por parte de nuestras Administraciones del compromiso de regenerar el Parque Nacional dañado por la catástrofe de Aznalcóllar, tras la cual a punto estuvo nuestro excepcional enclave de perder su condición de “Patrimonio de la Humanidad” para entrar a formar parte de una oprobiosa “lista negra” de lugares en peligro. Pero hay que reconocer que la gestión de esos pertinaces defensores se justifica por el sistemático abandono de los compromisos por parte sobre todo de la Junta. Si al final sancionan a Doñana no podrá decir ésta ni nadie que no se había avisado del riesgo.

1 Comentario

  1. A lo mejor es que el Coto sólo interesa para la el esparcimiento vacacional de las nuevas noblezas.
    Por cierto el Guadiamar a su paso por Gerena prácticamente ha desaparecido, algo insólito hasta en tiempos de sequías más pertinaces. Hay quien comenta algo sobre el comienzo de las actividades de una mina. Mal pensados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.