Con la decisión de la Audiencia Provincial de revocar al auto de un Juzgado de la Palma que archivaba la causa seguida contra el alcalde y varios diputados del anterior Ayuntamiento bollullero del PSOE, ampliándola en el sentido de incluir un concejal más a la lista, al PSOE se le plantea el grave problema de aplicar o no las oportunas medidas disciplinarias que con tanta vehemencia reclama cuando los entrillados pertenecen a la Oposición. Lo de Bollullos pinta mal, qué duda cabe, demasiado mal para haber sido enterrado, como lo fue, a la ligera. Ahora habrá que esperar. Es la ventaja de los políticos que explica por qué ninguno de ellos está interesado en agilizar la Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.