Si la crisis abierta por doña Susana con el reajuste de su puente de mando anda revolucionando el sociatismo onubense, la provocada por la insólita designación del diputado Cortés (el “padre de Mariluz”) como cabeza de lista provincial ha rebelado a los peperos que abiertamente, como sus etenos rivales, desafían a sus respectivas cúpulas partidistas. En la no poco dramática crónica de las crisis sufridas por esas formaciones, es quizá la primera ocasión en que el bipartidismo en peso se resquebraja en esa provincia simultáneamente en ambas orillas, pero como siempre, también esta vez las causas hay que buscarlas en los forcejeos por el poder entre las estructuras locales y las dirigencias lejanas. Lospescadores en ríorevueto nunca lo tuvieron tan fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.