Más propio sería decir “divina ruina” que “divino tesoro” al referirse a nuestra juventud, de tomar en consideración los datos ofrecidos por dos chiringuitos autonómicos–el Consejo de la Juventud de Andalucía y el Observatorio de la Emancipación- que avisan de que más de la mitad de nuestra juventud regional se halla en riesgo cierto de pobreza, cada día más lejana del famoso “Welfare State” o Estado de Bienestar, y muy lejos ya de la media registrada en el conjunto español. Así, según esas fuentes, oficiales en fin de cuentas, casi uno de cada tres jóvenes españoles apurados reside en nuestra comunidad autónoma, campeona sn rival con su 43 por ciento de jóvenes parados. Aquí todo marcha divinamente, por lo visto y oído, pero si esta realidad no supone una catástrofe social, que venga Dios y lo vea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.