La oferta del PP al PSOE para buscar un “pacto andaluz por la educación” como base de un  progreso imprescindible para luchar contra el desempleo, ha sido frontal e inmediatamente rechazada. No quiere Chaves ni oír hablar de ideas ajenas, y menos de proyectos positivos pero no propios que puedan tener éxito, ni siquiera tratándose de una materia tan sensible (o quizá por eso) sin afrontar unidos la cual resulta difícil imaginar un progreso efectivo en nuestra comunidad. ‘Partidos’ quiere decir eso, por lo visto: cada uno por su cuenta y, a ser posible, nunca juntos. Chaves, presidente del PSOE, podría mirar hoy hacia el País Vasco antes de permitirse estos insensatos desdenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.