Demasiado evidente, demasiado simple, la maniobra progubernamental de la Asociación Andaluza de Víctimas del Terrorismo (AAVT) reconvocar en Córdoba un foro de apoyo al llamado “proceso de paz” coincidiendo con la manifestación de Madrid. Llevar a ese foro a Ibarretxe resulta incluso una provocación, al manoes para la inmensa mayoría que no haya olvidado cual es la ejecutoria del lehendakari, cual ha sido la estrategia formalmente “cómplice” de quien gobierna, siquiera bajo disfraz, como socio de la Batasuna terrorista. Favor que nos hace ese fanático ofreciendo su abrazo al pueblo andaluz, cuyos cientos de víctimas jamás fueron saludadas por esos nacionalistas que, como él, nunca necesitaron escoltas frente a los asesinos. Más allá de la cortesía y descontadas las malevolencias, uno se pregunta que pintaba la alcaldesa en esa burda comedia. Claro que la realidad va por libre. Todo el teatro del mundo no podrá esconder la falacia de un proyecto de paz al que atacan cada día los criminales reanimados por el Gobierno y actos como el referido. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.