Difícil equilibrio

Bajo la mano de la presidenta Díaz, el PSOE andaluz se mantiene –hay que reconocerlo– en un difícil equilibrio. Así, puede mostrar, como ha hecho por boca de doña Susana, un “apoyo claro” al Gobierno del PP frente a la sedición catalana y, al tiempo, guardar la ropa dudando si votar la propuesta parlamentaria de apoyo planteada por Ciudadanos. Es verdad que ella se alineó sin condiciones con el Gobierno pero también que no ha podido (o querido) evitar el trágala fatal por el que el sanchismo ha forzado al Estado a no intervenir los medios de comunicación públicos alineados con la rebelión, que antier mismo seguían llamando “President” al cesado y retransmitiendo una “declaración institucional” del mismo en la que solicitaba al pueblo una “oposición paciente” a la autoridad legítima. Lo de siempre y una vez más: Sevilla propone y Madrid dispone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.