No acabo de tragarme ese supuesto error administrativo de la Junta de Andalucía –enviar a una dirección equivocada el requerimiento de reembolso a UGT– que ha merecido, incluso, el rapapolvo del Consejo Consultivo, que ya es recibir. Más dispuesto estoy a ver en esa ocurrencia la dificultad en que se hallan la Junta y su partido a la hora de reclamar a “sus” sindicatos concertados la pasta que se han llevado ilegalmente. ¿Cómo no va a saber la Junta dónde está una federación de la UGT, el “sindicato hermano”, en la misma Sevilla? Sólo los ilusos pueden creerse a estas alturas eso de que la Junta va a recuperar hasta el último euro de la fortuna mangada por los agentes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.