Me figuro que el consejero de Turismo en el gobiernillo bicéfalo, Rafael Rodríguez (IU), se pondrá de perfil en los consejos de gobierno dado que fue él quien, como miembro de la Cámara de Cuentas, redactó el duro informe de los ERE –filtrado no se sabe por quién desde dentro de la institución– cuya existencia tratan de cuestionar, por la cuenta que le trae a cada cual, desde el presidente de ese órgano fiscalizador hasta el copresidente Griñán. No debe de ser fácil concluir que un Gobierno se ha columpiado durante años sobre el Código Penal y, al mismo tiempo, formar parte de él, sobre todo si, finalmente, alguno de los disparos dirigidos contra Griñán  en ese informe logra hacer blanco. No debe de ser fácil cohabitar, insisto. Que se lo pregunten a Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.