Al parecer no serán capaces nunca las llamadas “derechas” de competir con el instinto político de sus rivales. Ahí tienen el ruido provocado por la presunta retirada de subvenciones de la Junta a la causa femenina y la incapacidad de esa Junta para explicar algo tan sencillo como es el hecho de que no se ha reducido la ayuda sino que, a instancias de la Intervención General, se han reordenado los impropios criterios de distribución mantenidos hasta ahora. ¿Tan complicado resulta aclarar algo tan sencillo? Pues parece que, en todo caso, nadie es capaz de hacerlo desde el Poder conservador mientras que el “agitpro” de toda la vida impone en la calle su información parcial. No cabe duda de que la más grave asignatura pendiente de la democracia es la desinformación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.