Está claro que al muñeco de la “concertación social” –Junta, Sindicatos, Patronal—le han sacado las tripas sus propios manijeros. ¿Cómo continuar con ese tinglado en el que los tres “agentes” están hoy, no bajo sospechas, sino, lo que es peor, bajo evidencias de corrupción? El medio de garantizar la paz social no puede seguir siendo el mero reparto de millones entre quienes –a la vista está—, además de no contribuir casi nada a sanar el modelo desplomado, no son capaces de administrar sin salirse de la Ley. Ese “retablo de las maravillas”, visto de cerca, más parece el patio de Monipodio que otra cosa. La Junta debe cambiar de partitura  si no quiere que el desconcierto sea irreparable.

4 Comentarios

  1. La “casta(?) Susana hasta ahora lo que ha hecho es darle al pico. Ya veremos, más bien no veremos, cómo lidia al ‘treintaycinqueño’ al que no parece que vaya a darle más que algún mantazo desde el burladero.

    Si alguien lee esto, le deseo que el año nuevo –una convención más– le sea propicio o al menos poco dañino.

  2. Por muy convencional que sea, les deseo a los tres, – don José António, don Epi y don Griyo que este año nuevo les sea leve, que la salud sea buena, yq ue , en este mundo tan tristón,conserven la moral alta.
    Con todo caro para este trio de choc.
    Marta la franchuta.i

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.