Igual que sucediera cuando el transfugazo de Gibraleón, los expulsados del PSOE en Benidorm, feudo de los Pajines, tenían billete de vuelta: el gran muñidor, como en Gibraleón, ha sido designado candidato por el partido sin necesidad de que, para guardar la cara y como tenía prometido, hiciera el paripé de presentarse como independiente. Y si eso ocurre con los padres de la Secretaria de Organización del partido en cabeza de los expulsados, calculen lo que podrá hacerse en casos menos relevantes. El PSOE bate el récord de fraude al Pacto Antitransfuguista al repetir la operación por ganar dos Ayuntameintos de pueblo. Por conquistar el Poder con mayúscula, da miedo pensar qué podría estar dispuesto a hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.