Los “ninis” de Griñán han celebrado el anuncio de que el Presidente no se presentará a las próximas elecciones como una proeza democrática que, en cualquier caso, les abre paso a ellos. Ni Andalucía pudo llegar a menos, ni ellos pudieron soñar siquiera con llegar a tanto, como confirmando la sentencia que dio don Juan Belmonte cuando le preguntaron cómo se las había arreglado cierto banderillero para llegar a Gobernador Civil: “Degenerando, hijo, degenerando”. Si el interregno de Griñán ha resultado gris y escandaloso, da miedo pensar cómo podría llegar a ser el “Régimen” en manos de estos aficionados.

1 Comentario

  1. Nunca ha habido una Junta peor que la actual, con menos cabezas sensatas, con menos personas formadas, con más granujas. No toda la culpa es de Griñán, pero fuerza es decir que él es quien ha rematado esta miserable situación. Nos gobiernan bachilleres rasos, licenciados raspados, en el mejor de los casos, que han sabido hacer una profesión de su afiliación al partido del “régimen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.