Al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, lo han linchado en el Congreso de los Diputados. Despellejado vivo, vamos, a iniciativa de IU secundada por el PNV, ERC y CiU, es decir, del conglomerado separatista que ha logrado el prodigio de la confusión de una izquierda vacía y demenciada con la derecha más acreditada y exclusivista de España, pero con la ayuda inestimable de su propio partido el PSOE –del que lo fue casi todo, antes y ya con esta tropa–, que primero le metió las cabras en el corral y luego simuló abrirles las puertas. Y todo por algo tan elemental para un  Defensor como es defender lo que su leal saber y entender le dice que es defendible más allá y por encima de pactos y cambalaches. La joven guardia lapidando al viejo militante: una vieja historia. Antes de merecer que la derecha lo propusiera a su propia izquierda para ese puesto en el que ni una ni otra creen demasiado, Múgica tiene una larga biografía. Estuvo en la cárcel por ejemplo, jugó fuerte en Suresnes, mandó a paseo a González cuando éste trató de “aparcarlo” en la embajada de París, fue luego ministro de Justicia –dicen que por los buenos oficios de Guerra–, apresuró desde ese ministerio reformas decisivas y hasta hubo de sufrir el zarpazo efectivo, no el retórico, del terrorismo cuando ETA asesinó a su hermano Fernando. Y finalmente viene siendo Defensor del Pueblo con el apoyo renovado de unos y de otros –caso insólito– con un sentido de la independencia que, naturalmente, no se le alcanza a los trapaceros propios ni a los ajenos. Por eso lo han despellejado: porque la independencia no la perdonan los sumisos, esos demócratas a la violeta que utilizan de mala manera al TC cuando se tercia pero que no consienten que recurra con toda legitimidad quien representa a una vasta masa de españoles. Desde su partido se ha dicho –menos mal–, aunque haya sido para justificar su cómica contradicción, que “no se puede reprobar a las instituciones por ejercer sus competencias”. Pero le han puesto alfombra roja a los reprobadores. Él ni se ha molestado en acudir al teatrillo. Por lo visto tenía cosas importantes que hacer.
                                                                xxxxx
Este PSOE poco o nada tiene que ver con el genuino –¡ya me dirán que hay de común entre Pepiño y el doctor Vera!– y lo que está en marcha no es la renovación del partido sino la liquidación de los que hicieron posible su hegemonía. Múgica, por ejemplo, significa ya bien poco para esta cuadrilla de “parvenus” que anda en trato con los asesinos y poniendo patas arriba el sagrado imperio de la ley convencidos de que el futuro son ellos y, en consecuencia, el pasado, incluso el ejemplar, una rémora de la que es preciso deshacerse, en especial, si tiene la osadía de comprometer los arreglos y sociedades que garantizan su continuidad. Y recurrir el ‘Estatut’ –sobre todo ahora que el propio TC ha debido autopurgarse– no supone para ellos dar respuesta a lo que dice el sentido común y reclama una inmensa muchedumbre sino poner en peligro la componenda alcanzada. A esa gente le importa bien poco la legalidad cuando se juega eso que Chaves –el único superviviente, ojo: por algo será– llama “las cosas de comer”, y un gesto de conciencia como el que acaba de hacer Enrique Múgica no les cabe en la cabeza donde, en cambio, les cupo y cabe holgadamente, un poner, el terrorismo de Estado o la corrupción, el cuestionamiento del modelo constitucional o la confusión de los poderes del Estado. Resulta bufo, ya lo sé, pero no encuentro mejor argumento que recordar que los linchadores de Múgica son los mismos que llaman “hombre de paz” a un secuestrador convicto como Otegui o valoran positivamente a un asesino en serie como De Juana. Por la izquierda y por la derecha, cuidado. La independencia es la negación del servilismo y Múgica lo sabe divinamente, por descontado. Por eso precisamente se ha visto bajo el fuego cruzado.

33 Comentarios

  1. Don Griyo hablaba ayer de Turquía de de los trucos, pero ¿de qué turcos? Turquí adentro vive una multitud miserbale cuyas casas de barro se desploman como lo que son al menor y frecuente seísmo, sin mucho ni poco contacto con la realidad capitalina. Una entrada de ese país en la zona euro porvocaría un salto en los precios que no resistirían los aludidos. Ahora bien, ¿se puede mantener aislada y a merded de mejor postor a ese enorme país, plataforma entre dos continentes?

  2. Justa defensa. No del amigo sino del político injustamente linbchado por los aparatos partidistas. Ni uno de esos miseables hubiera osado mirar de frente a Múgica hace 20 años, ¡bueno es don Enrique! Si ahora lo ridiculizan en el Congreso es porque tienen la venia del soviet zapaterista.

  3. El Maestro se abre de capa y le planta el paño de la Verónica al bicho resabiado que está encampanado en medio del redondel. Un media sangre que solo es astado, pero no noble. Un poco amedrentada -¿y cuándo no?- agarro los palitroques.

    Primer par. El Jefe omite -¿?- que don Enrique militó antes en aquel PC que no era de IBM ni de Bilgueits. Cuando había que tener los machos bien puestos. Quién mejor lo va a saber.

    Segundo par. Aunque su verbo es algo perezoso de fonética, don Engique no se ha contradizcado una sola vez a lo largo de una biografía honesta. Pero la honestidad es palabra que algunos tienen que buscarla en el diccionario.

    Tercer par. Al quiebro. No se resalta los suficiente, lo su-fi-cien-te, que los dos nacionalismos de derecha que limitan con Francia son la derecha más rancia, más integrista, más intolerante. Una con la boina cuadrada/calada hasta las cejas que le impide ver más allá de la puntera de los zapatos de su propio egísmo. La otra con la chepa emgarabitada atenta solo a que en su bolsa caigan las sucias monedas.

    Y la izquierdita de pitiminí masturbando alegrita a ambas dos. Qué dolor.

  4. Ha sido un espectáculo bochornoso. Como viejo conmilitón se me cae la cara de vergüenza. Los bambis no quieren dejar ni rastro del pasado a cuya sombra temen como a un fantasma.

  5. Ay pordió. Quise decir egoísmo.

    (Fuera de contexto. ¿Ya nadie se acuerda de la niña dolorida que en la soledad de su piso, agobiada por la carga que todos le echamos encima, vació los blisters y con la mano abierta los puso en su boca y se durmió para no dejar de soñar?)

  6. A ver qué tiene que decir hoy Sociata del viejo militante. Y de los enenos presentes. Segfuramente nada porque le peligra el condumio. En la universidad de Sevilla han echado al jefe de publicaciones por hacer una leve crítica a una modorra que va de consejera bde la Junta. N tiene más que hacer una lece proyección. Seguro también que Sociata la hace sin necesidad de calculadora.

  7. No creo que jagm haya olvidado la circunastancia que doña Epi le hace notar –la pertenencia de Múgica al PC clandestino ni me parece que la alusión al carácter reaccionario de los nacionalismos necesite mayor énfasis. Comprendo, eso sí que sí, que a uno le pida el cuerpo más leña contra esa gentuza descerebrada e insensata.

  8. Sí, sí que me parece necesario, mi don Volteriano, repetirlo como una letanía dolorosa para que todos (y todas, que diría el carapapa Chave) lo tengan presente en cada momento. Yo mandaba a la mitad de los votantes andaluces del capullo allá arriba una semanita a gastos pagados para que supieran quienes son los socios y amiguitos del Circunflejo. Puesss. Claro que el Bigotín también hablaría, como habló, su poquito de bizcaitarra en la intimidad. Así de sucia es la cosa.

    (Se me olvidó decir también que don Engique camina arropado por una cuadrilla de lujo, donde no falta un sabio que en su día nos contaba cómo era un mundo que se va. Un beso, mi don V. Y es que hoy he preparado unos chocos guisados que ya me gustaría compartir, ya).

  9. Con mucho gusot comparezco para decirles que hay que ver cómo defienden a un sociata cuando se trata de ir contra el PSOE. Aparte de que gm se dedica esta temporada a pasear por ahí el cadávre incorrupto de esa «vieja (sic) gloria (?)» que es el Defensor como si fuera un sabio. Puaf.

  10. Gran miserable, a saber dónde estaría usted, dónde estaría ZP, dónde «Pepiño Bardot» cuando Múgica estaba en la cárcel o luchando contra la dictadura. Acaba da dar usted la medida de su enanez, reflejo fiel de la que usa su partido en estos casos.

  11. ¿Por qué le hacen caso, criaturas, no ven que puede salir diciendo que don Enrique es judío y vamos a acabar mal el día? En este blog ha habido siempre un «sociata» de guardia, confeso o secreto –recuerden al romano Trebonio, que parecía que el jefe le quitaba el sueño, pobretico– y algún otro no tan explícito. Tienen mucha gente enchufada y ociosa en las oficinas con teléfono y ordenata.

  12. He visot pocas reacciones más innobles que la de este Sociata. Múgica no se merece el circo que le han montado en el Congreso y si este país fuera justo de veras, puede que veamos a esta chusma subirse por las paredes el día en que el TC llegue a tomar en cuenta algunas de sus justas alegaciones sobre el Estatut. Quienes dividen al mundo en dos –sociatas y el resto– son ellos. Es en lo único que son unamunianos estos vividores sectarios.

  13. Me pueden dar las gracias, colegas, o no!, sobre la columna no digo nada porque no sé quién es ese del que hablan, ni se que son los «chocos guisados» esos que dice doña Epi.

  14. Cazuelita de fideuá de sepia al aroma de azafrán y fino de Jerez, Zumbi, que te sacan de la pizza y de la burguer y no te enteras, tronco.

  15. 19:05
    No hay peor cuña que la de la misma madera ¿misma? qué digo yo ¡¡si en el PSOE no queda ni un socialista!!

    ¿Qué queda de esas siglas? Obrero nunca lo fue Socialistas no le quedan y español está dejando de serlo. El PSOE se esta convirtiendo simplemente en P.

    Triste ignorancia, Zumbao, Sería largo explicarte quién es ése de que hablan, pero para mitigar tu ignorancia te diré que los chocos son esos bichos marinos que tienen patas en la cabeza y que muchos les llaman sepias. Lo de guisado ya te hadado su receta doña Epi, creo, pero hay cien más y todas buenísimas. También fritos, a la plancha y hasta crudos para hacer susis,,, Si ya sé que tampoco sabes lo que es un susi, pero éso que te lo explique otro.

  16. Qué ocurrencia comparar a Pepiño con el doctor Vera. Dice usted una verdad decisiva: esta gentecilla nada tiene de socialista ni de común con una tradición que aprovechan pero de la que no tienen ni idea. Mire usted, sólo con ver reacciones como la de ese merluzo que se autotitula «»Sociata»» ya da asco. En el PSOE de hace nada más que 20 años, éstos no hubieran sido ni concejales. Prueba del 9: que ZP no pasó nunca de busto silencioso en su escaño y secretario de Rubal. No sé cómo habrá encajado Múgica el obsceno ataque pero seguro que muchos socialistas y socialdemócratas veteranos están tan indignados como yo mismo.

  17. Enrique está muy por encima de estas miserias. Y hace años que lo odian todos.
    Suscribo el final de lo que dice Veterano: a estos no les dieron ni la palmatoria esos «veteranos». Busquen ahí la razón de su venganza generacional.

  18. Nunca me cayó bien Múgica. Es antipático, pero sé que es cierto cuanto dice de él y no tengo más remedio que admitir que es una ruindad lo que acaba de hacerle su partido en el Congreso. Además, cuando dicen que Múgica respira por la herida (nada menos que el hueco que deja un hermano asesinado) no se dan cuenta de que en eso coincide con media España que –ahí tienen las calles abarrotadas, muchas MÁS abarrotadas que cuando ellos convocan– está repitiéndolo todo el día a quien no quiere oirla.

  19. Escuchamos a Múgica en la Charla que dio en Huelva (cero que luego dio otra en Sevilla) y estaba claro que había entre él y este ganado una diferencia grande. Si un hombre de izuqierda no es capaz de reconocer en público sus discrepancias con «su» partido y «su» Gobierno no merece tal calificación. Estos no son disciplinados, son SERVILES.

  20. Múgica ha merecido el apoyo de PSOE y PP. ZP apenas ganó –y con muchos rerotijones– por ocho votitos traidores dentro del primero. A un hombre centrado y con peso se le reconoce ade lejos. A un Pepiño o a un Rubalcaba también. Y a un Zerolo, claro, a ése mucho mejor.

  21. Muy justo el toque de don ja, muy indigna la reación partidista. Casos ocmo el de Enrique Múgica deberían ser un espejo en el que mirarse estos aprendices para apreciar su deformación. Quizá por eso tratan de romperlo.

  22. Gran ministro fue, en efecto, Múgica, al menos comparado con la patulea que ha desfilado luego por esos altos despachos y la que acaba de llegar a ellos. Y la mediocridad no ha aceptado nunca la luz propia. Me parece que el propio jagm sabe algo de eso…

  23. Enrique es un socialista cabal. Estos unos oportunistas en venta. Eso lo sabía. Lo que ignoraba es que fueran también unos ruines como han demostrado.

  24. Nos extraña que se extrañen, ¿nos explicamos? ¿No saben cómo las gastan estos tíos? ¿Recuerdan lo que González le hizo a a Guerra, Gerra a Borbolla, Borbolla a otros y así sucesivamente? Una veza dijo aquí gm que todos los partidos son leninistas o no funcionan. Y llevaba razón. La UCD no lo era y se fue al carajo. El PSOE, evidentemente, lo es, y no va a permitir que un espíritu independiente –y obligado por su compromiso moral– como Múgica se salga de la fila. Eso es todo. ¿Por qué se extrañan?

  25. A los cultos seguidores del Maestro, os digo:

    Ponerme un solo ejemplo del buén hacer del Sr. Múgica como Defensor del Pueblo.
    Como ministro de Justicia fué el que inició la política de dispersión de presos etarras.
    Con dicha actuación consumó una gran hipocresía. Negaba el concepto de preso político a los etarras y usaba unas medidas políticas para sus internamientos.
    Los familiares de dichos presos hacen miles de kilómetros cada mes para visitar a sus hijos, hermanos, novias etc, etc. creándoles unos problemas enormes.
    Y ahora a ver quién es capaz de romper aquello. Todos los políticos actuales son esclavos de aquella decisión. Aznar los acercó a algunos cuando las conversaciones con el FLNB. Ahora nadie es capaz de acabar con aquello.
    Ya sé que vosotros afirmáis que el mejor etarra, es el etarra muerto.
    Sigan, sigan así…. que la Patria está en peligro y necesita vuestro apoyo.

  26. 20:45 h.
    “…La independencia no la perdonan los sumisos”…, “la independencia es la negación del servilismo…”, ¡que gran verdad es esta, J.A.!

    Pero, ¿por qué será que, cuando esos sumisos y serviles, se apoltronan en “sus” respectivos partidos políticos, se les olvidan completamente lo que “les” hizo tomar esa opción, y se olvidan de sus convicciones, si es que alguna vez las tuvieron?

    Personalmente he sufrido mucho, en mis carnes, eso de la libertad de opinión allá donde haya estado, en cualquier círculo. Pero eso sí, ¡me siento tan bien conmigo misma!, y al tiempo me avergüenzo tanto de algunos.

    A veces, ante actitudes de “servilismo”, he querido tapar el hecho ante los demás, como si hubieran tenido una salidilla de tono, en plan humor, porque en el fondo me da mucha pena de esta gente que parece no tener ningún criterio, eso para una persona deber ser humillante. Cómo me explicaría yo para que me comprendierais, es como cuando estás delante del televisor y ves a alguien hacer el ridículo y tienes que irte o apagarlo, algo así.
    Lo he pagado caro o me ha sonreído la suerte, según se mire -si lo que hubiese querido es “trepar”, o como es el caso, tener respeto por mí y por los demás-.

    Ese gesto honra a la persona de Múgica y es lo que al fin y al cabo queda: SU HONRADEZ.
    Se me olvidaba: NO IR A VOTAR EL REFERÉNDUM, ABSTENERSE, que importa que nos metan en el saco de los flojos, si al final NO SOMOS NADIE PARA ELLOS. ADEMÁS ES LO QUE MÁS DAÑO PUEDE HACER A CHAVES Y COMPAÑÍA.

    Muchas gracias a Marta, Pepe y Epi por vuestro ánimo.

  27. «Las familias de dichos presos hacen miles de kilómetros cada mes para visitar a sus hijos, hermanos , novias,etc creándoles unos problemas enormes.» Señor Abate, no dudo de la veracidad de sus palabras pero qué pasa con los hijos, hermanos, novias, etc que nunca más podrán ver a padres , hermanos, o novias porque unos asesinos los han matado?

  28. 22:31
    La Sra. Griyo y yo nos abstendremos, como propugnan nuestra doña Épi K y nuestra recuperada ¿Sí? doña Atélite, pero por imperativo legal porque vivimos y estamos censados en Madrid, pero como les comentaba tras antier con el sólo voto de Chaves el Eztatuz quedaría aprobado. Si pudiéramos votar, nuestros votos serían NO. De verdad doñas.

  29. Más que sentido de independencia, lo que tiene el Sr. Múgica es afinidad con todo el sistema.
    Tanto es así, que salió airoso de la prueba, apoyado por el PP y PSOE, algo así como los pilares fundamentales del franquismo-juancarlista.

    Hace tiempo que dejó el sombrero de ala ancha por la «kipá», su verdadera DEPENDENCIA genética y cultural.

  30. Dudo de sus órdenes, Abate, ni siquiera le veo ahorcando hábitos como su inspirador, pero dice graves absurdos. ¡Si le parece le damos estatus de preso político a esos asesinos cobardes! ¿No se ha enterado de lo que ayer votó el Parlamento vasco? Se les ve el plumero a ustedes, srs. acosadores de Múgica, como se les vio desde le pirmer día. GM recuerda que Glez. trató de quitárselo de encima enjaulándolo como a la calandría en la jaula de París. Y que con Guerra hizo (parece) mejores migas. Ha sido la mediocridad del partido lo que lo ha rechazado siempre. Como ahora. Como usted, tal vez.

  31. ¡Pero Profesor! no es que se le den estatutos de presos políticos es que se les trata como a tales, con esas medidas.

    Y no Sr. , lo de París no fué una jaula. Es la embajada más importante que tiene ESPAÑA en el extranjero. La más suntuosa y elegante.

    Y lo de Defensor del Pueblo es otro agasajo a su figura. Puesto importante sin complicaciones, económicamente bién remunerado y situado en el alto ritual administrativo del Estado.

  32. Y el hacer migas con Alfonso Guerra es el mayor síntoma del cinismo del personaje Múgica.
    Alfonso y Felipe fueron los mayores trileros de la Transición. Los dos serán barridos en la Historia del Socialismo en España como personajes nefastos incluso para los socialdemócratas.

Responder a Nemo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.