Comprendo que la portavoz sociata en el Ayuntamiento de la capital crea que dar la tabarra es lo suyo, pero no lleva ni pizca de razón al reclamar a aquel que vaya a la juerga de FITUR. Y no sólo porque el consistorio se haya tomado en serio estudiar la pieza y proceder según  un a estrategia bien pensada, sino porque todo el mundo sabe que esa romería a Madrid no es más que un abuso anual que perpetran los políticos con cargo a los depauperados bolsillos ciudadanos. Que pregunte en la calle que opina el contribuyente de este tipo de saraos y verá lo que le contestan, aunque son los políticos quienes mejor conocen la desvergüenza que constituye esa gira anual. No están las cosas para tirar el dinero en Club del AVE, hoteles, jamón y gamba blanca. El que quiera todo eso, señora mía, que se lo pague.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.