Hoy se abren las “rebajas” en el comercio, que se anuncian espectaculares, si hemos de creer a los propios comerciantes. Se anuncia que desde el primer día los precios llegarán disminuidos en un 50 por ciento y que, en días sucesivos, se irá generalizando este margen, como respuesta a la clara recesión del consumo: no se vende una escoba. Por su parte la Junta se (nos) ajusta también el cinturón pensando ya en un restrictivo Presupuesto para el 2009 que podría proyectarse incluso por debajo del IPC. ¡Con que no había crisis, eh! Alejadas ya las elecciones, el propio Chaves y los responsables económicos hablan ahora de la coyuntura con un realismo verdaderamente cínico que nos permite preguntarnos hasta qué punto han retardado su reacción por motivos estrictamente electorales. De lo que no cabe dudar es de que se ha engañado a conciencia a los ciudadanos al insistir en la normalidad de una situación de la que, a estas alturas, nadie tiene ni idea de cómo podremos salir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.