Desde el PSOE sevillano se ha montado la del tigre por el error de Rajoy en el debate famoso al citar el sevillanísimo  pueblo de Cazalla como gaditano. Hay que agarrarse a lo que se pueda, claro está, pero la verdad es que estos agitadores se exponen a que se les reproche no haber parado cuentas en que su candidato, Rubalcaba, candidato “cunero” por Cádiz, ni se enteró del fallo, lo que hace pensar –sobre todo, en tan rápido y ágil polemista—que, por no saber,  él no se sabe ni los pueblos de su circunscripción. La paja y la viga, lo de siempre, y el clavo ardiente al que echarle mano. Con los problemas que Andalucía tiene planteados una polemiquilla semejante constituye un insulto a quienes los padecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.