No se puede aplaudir a las policías y a la Justicia cuando dan la razón a uno y lanzarse a desprestigiarlas cuando cuestionan sus intereses. La reacción de la Junta contra la Guardia Civil por haber recogido en su Informe a la juez de los ERE y las prejubilaciones falsas datos incomodísimos para los mismísimos Presidentes de la Junta ha sido y está siendo desmesurada e impropia, e incluye descalificaciones intolerables que prueban su escasa asunción del principio de separación de poderes. ¿Qué quieren que se aporte a esa investigación que ha demostrado ya de manera incontrovertible el uso ilegal del dinero público en un montaje, conocido de sobra por la cúspide de la Administración, que ha funcionado durante más de una década? Se comprenden los nervios pero no que desde lo más alto se intente romper la baraja. ¿De qué tienen miedo, además, si están tan seguros de la inocencia de los Presidentes? El tiempo pondrá a cada uno en su sitio como ya ha ocurrido tantas veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.