No se paran ni a sopesar medianamente lo que dicen, se limitan a largar del adversario y a otra cosa. La portavoz del PSOE acaba de demostrarlo al exigir ¡al alcalde de la capital! que se pronuncie sobre la amenazante situación del Polo. Fíjense bien: no a la Junta ni a su consejería del ramo, tampoco al Gobierno de la nación, que son “amigos”, sino al alcalde que, como cualquiera puede comprender, tiene bien poco que aportar a la crisis económica y al hundimiento industrial. Da igual, da lo mismo: se larga y a otra cosa. Y puestos a apuntar, pues se apunta al Ayuntamiento inexpugnable hasta ahora y al alcalde que ha revolcado electoralmente a su oposición cuatro veces consecutivas. No hay derecho pero así van las cosas. La verdad es que por una politiquilla tan elemental no deberían cobrar ni dietas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.