Esta vez se trata de una cuña de la misma madera, la voz del mismísimo director de la Estación Biológica de Doñana, Fernando Hiraldo, proclamando a los cuatro vientos que el debatido proyecto de construir otra refinería en Huelva constituye “un disparate lo diga quien lo diga”. Hiraldo dice que si las refinerías son necesarias no hay más que buscarles un sitio adecuado, pero se opone en los términos concluyentes que reproducimos a un proyecto que amenaza no sólo al Parque Nacional sino a las playas de nuestro litoral. Una voz oficial, por fin, y en este caso la voz de un científico reputado que ha contado hasta ahora con la confianza de las mismas Administraciones que promueven el cuestionado negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.