Dice el PP que si se hubieran acometido en Huelva los proyectos prometidos por el Gobierno y la Junta habría en la provincia 10.000 parados menos. Claro, y si mi abuela tuviera manillar sería una bicicleta, pero la relatividad de esa estimación no deja de tener sentido porque es cierto que esos proyectos se comprometieron y que si se dejaron de hacer no fue sólo por el recorte impuesto por la crisis sino por la estrategia defensiva del PSOE que se opone a cualquier progreso rotundo en Huelva mientras la capital siga siendo su imposible objeto de deseo. Ninguno de esos proyectos se hará mientras no obtengan el milagro de un cambio o las circunstancias los fuercen. NO tienen más que mirar la agenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.