Carece de sentido la oposición de la Junta a facilitar a la oposición –es decir, a la opinión pública—la relación de altos cargos que han percibido las pingües “cesantías” establecidas por la ley. ¿Por qué se niegan a darlas, acaso es que han recibido más de la cuenta o lo que no les correspondía, o será que hubo incompatibilidades que se pretenden ocultar? Echar por delante el seguro de la protección de datos no es más que un mal truco que lo más que puede lograr es que las preguntas anteriores se contesten solas en un momento en que cientos de miles de familias carecen de toda cobertura social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.