Escándalo en el Parlamento, provocado por la negativa del rudo presidente de la Cámara a permitir el paso de las familias afectadas por el debate de la Ley de Atención Temprana que afecta a 20.000 niños andaluces de edades comprendidas entre los 0 y los 6 años. Al final, entre el PSOE y Ciudadanos cerraron el paso a la ampliación en 25 millones la ayuda necesaria para atender a ese importante servicio frente a la oposición del resto de las fuerzas políticas. Lo del PSOE no necesita explicación; los designios de C’S, en cambio, como los de Dios, son inescrutables, aunque, eso sí, siempre acordes con la voluntad del “socio” de gobierno. Al PSOE no le faltó nunca un Ciutti servicial y oportunista en la crónica de la autonomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.