Los sindicatos de clase mayoritarios, es decir, CCOO y UGT, se han manifestado en Córdoba con discreto éxito en defensa del empleo aprovechando para decir que no ha llegado aún la hora las huelga general porque la crisis va para largo aunque, eso sí, se plantarán firmes ante la patronal y el Gobierno, y contengan la risa floja, por favor. Es curioso que hasta ahora sea la derecha la única fuerza capaz de mover la gente y llenar la calle frente a la crisis. Pero ni eso inquieta a estos síndicos que ya nos dirán como se van “a plantar” frente al Gobierno que los mantiene con el dinero de la “concertación social”. Menos lobos, porque esta crisis puede que acabe devorándolos también a ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.