La crisis es para algunos, no para todos. Ahí tienen a ese enchufado en la Diputación que ha triplicado el suelo en unos cuantos años a base de decretazo limpio, pasando de cobrar 1.000 euros al mes como auxiliar grupo D a trincar nada menos que 15.000 solamente en complementos. Seis decretos y dos acuerdos plenarios han sido precisos para que ese enchufado superara olímpicamente a la masa de sus compañeros, pero eso es algo que no parece inquietar a esta tropa que ha hecho de la normativa un trampantojo. ¡Gran negocio el carné de partido! Es una vergüenza que los sindicatos no tengan nada que decir de abusos como éste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.