La Junta y el TSJA están, al fin, de acuerdo ante la evidencia: el sistema de Justicia que tenemos en Andalucía “no sirve”. Lo han puesto de relieve el horroroso crimen de Mari Luz, la libertad por desidia del narco, la conciencia creciente de que no es descartable un colapso de esa Administración si se mantiene la cicatería actual de la Junta. No hay que precipitarse, eso sí, habrá que buscar antes que nada un “diagnóstico” para saber qué medidas son las que hay que tomar –dicen los responsables. Ya. ¿Y qué pasa, que en todos estos años no han tenido tiempo de “diagnosticarlas”, aunque sólo fuera atendiendo a la constante demanda de los jueces? Pues no, por lo visto, pero la consejera anda muy reconfortada porque, según el informe de CGPJ, haya diez autonomías que todavía van peor que la nuestra. Habrá que aguardar, pues, y confiar en la suerte. Después de todo, cientos de miles de asuntos –el fruto de todos estos años de desidia– no se liquidan en un pis pas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.