Se necesita desparpajo por parte de Griñán para despejar el trallazo que ha supuesto la comprobación de que Chaves, Viera y Antonio Fernández –es decir, el Presidente y los dos consejeros sucesivos de Empleo—conocían el fraude de las prejubilaciones falsas perpetradas en la Franja Pirítica onubense, con el retorcido argumento de que ese expediente lo firmó el Partido Popular, que sería, además y por ello mismo, el culpable de la gran estafa en cuestión. Culpables no sé, pero los grandes y últimos responsables de todo el tinglado del “fondo de reptiles” son, evidentemente, los dos Presidentes bajo cuyo mandato se creó y amplió éste, es decir, Chaves y el mismo Griñán. Parece mentira tener que oírle a un Inspector de Trabajo como él una sinrazón semejante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.