Ni me creo ni me dejo de creer los globos-sonda que el PSOE anda lanzando sobre la futura candidatura a la alcaldía de la capital. Creo que se trata, de momento, de globos-sondas y que pueden tratar de ocultar, bien otras alternativas, bien el desconcierto que desde hace mucho reina en el partido cuando se plantea la cuestión de ponerle el cascabel al gato de Pedro Rodríguez. Ni la presidenta de la Dipu, ni la consejera de cuota, ni algún varón emergente cuentan hoy por hoy con fuerzas para enfrentarse a quien ha ganado cuatro elecciones seguidas sin que se le note mayormente el previsible desgaste. Aparte de que ya me dirán qué ilusión pueden aportar esas presuntas alternativas, unas por viejas y otras por desconocidas. Si González se presenta, además, es que debe de verlo claro. Sus oponentes, en cambio, no se ponen de acuerdo ni a puerta cerrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.