El presidente de Costa Rica ha dicho (Dios le conserve la vista) que “Andalucía encierra algo así como la fuente de la eterna juventud, el secreto de cómo avanzar hacia el futuro sin renunciar al pasado” y no sé que cortesías más. Le deben haber trazado un itinerario escogidísimo o será que el hombre es un optimista nato e ignora, por lo demás, cual es la verdadera situación de la comunidad, sumida en estos momentos en “una crisis dentro de la crisis” y a la cola de España. Y se ve, en todo caso, la eficacia de esos tópicos que mantienen vivas imágenes que nunca existieron o deforman las reales hasta hacerlas irreconocibles. Mucha lírica es esa para echársela en lo alto a un ejército de parados que, lamentablemente, se incrementará todavía, y a esa pobrea que sobrevive como puede cada día más agobiada por las circunstancias. Se agradece la cortesía, pero el realismo es un requisito imprescindible de la recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.