Será curioso saber cuántos agraciados han ido finalmente a la romería mexicana, cuántos entre ellos tienen de verdad relación con el la industria editora, cuántos entre ellos son lectores incluso, pero no será necesario esperar dato alguno para comprender que esta masiva excursión gratuita a México constituye un despilfarro provocativo en una comunidad que dice no tener medios para pagar pediatras o profesores sustitutos, habitaciones hospitalarias decorosas o el salario de las amas de casas, por no citar más que los compromisos incumplidos reiteradamente por Chaves en varias legislaturas. Esto del turismo político –en la Junta, en las Diputaciones, en los Ayuntamientos—se ha convertido en un auténtico atraco al erario de todos con el que el “régimen” de Chaves mantiene adictas a las clientelas a costa del contribuyente. Habría que hacer una crónica viajera de la Junta pero abriendo capítulo especial al desmadre de esta última fase de la hegemonía para ver hasta qué punto Chaves le toma el pelo a los andaluces con este despilfarro injustificable. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.