Sigue el cruce de dardos entre la CEA y el Junta, entre la Junta y la CEA, los empresarios, aparentemente moscas con el proyecto (¿) de “viviendas pa tos” anunciado hace días aunque desautorizado por el ministro Solbes, y Chaves afectadamente autoritario recordándole a los patronos que quien ordena y manda en ese área delicada de la vivienda es el político, no el empresario. ¿Realidad, ficción? Pueden estar seguros de que la cosa va, por lo menos, de roneo, y de que, en consecuencia, más pronto que tarde, las palomas de la paz volverán a posarse sobre el doble alféizar del “pacto de concertación”, es decir, del acuerdo de “paz social” a cambio de dinero que año tras años le arranca la Junta a empresarios y sindicatos. En la larga lista de objeciones y protestillas de la CEA no se encontrará ni una, seguramente, que haya superado esa raya del acuerdo mutuo. Y en la de los sindicatos, menos todavía. Poderoso caballero es don dinero, quién lo duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.