Cualquier cosa vale contra el progreso visible de la Capital, cualquier obstáculo será bueno mientras los onubenses mantengan en la alcaldía a Pedro Rodríguez, intratable hasta ahora en las urnas. El PSOE se equivoca, quizá, al seguir esa política de obstrucción que va desde el retraso deliberado (en cualquier caso, injustificable) de las infraestructuras prometidas e imprescindibles, hasta el desplazamiento del Parque Científico-Tecnológico a Aljaraque con tal de no dejarlo en Huelva. ¿Se hubieran atrevido a quitarle a Sevilla o a Málaga los suyos para llevarlos a localidades de las respectivas provincias? Pues seguramente no, y por eso digo que tal vez se equivoquen, ya que no sería descartable que los votantes tomaran buena nota de la jugada. Confundir la competencia (o la guerra, según como se mire) con el alcalde con el boicot a Huelva es una barbaridad además de una injusticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.